jueves, 31 de marzo de 2011

Newsletter Laura Gutman Abril 2011


Obediencia o sentido común


Tenemos muy arraigado el concepto de obediencia, porque casi todos quienes somos adultos hoy, hemos sido criados en base al sometimiento a los deseos o necesidades de alguien más poderoso. El más débil obedece al más fuerte que emite órdenes sobre cómo vivir, comportarse, comer, dormir o relacionarse. Si hemos obedecido como corresponde a los mandatos de otros individuos -generalmente nuestros padres- es posible que nos hayamos acomodado desde muy pequeños a sus necesidades o su moral y por lo tanto hemos obtenido beneficios. El más importante es haber sido aceptados. Hasta ahí, las cuentas dan bien. Sin embargo, hay algo sutil que sucede mientras somos niños, que es imperceptible pero opera a cada instante, que es la pérdida de nuestro pulso básico mientras hacemos grandes esfuerzos para adaptarnos a la modalidad de los mayores. Se desvanece esa voz interior que nos guía y que nos hace únicos. Extraviamos la autenticidad para situarnos en este mundo, en armonía con “eso que somos”. Y así perdemos sin darnos cuenta, el sentido común, que en nuestra sociedad es el menos común de los sentidos. Nos quedamos sin esa brújula interna que nos alumbra para indicarnos lo que nos compete y lo que no, lo que nos hace bien o nos hace mal, lo que encaja con nuestra personalidad o lo que nos lastima. Después de años de esfuerzos para acomodarnos a aquello que les conviene a los demás, hemos dejado de ser convenientes para nosotros mismos. Entonces estamos en peligro. En primer lugar, porque nuestros padres -mientras no sean molestados- no registran que haya algún problema. En segundo lugar, porque el rencor, la soledad, la rabia y el desamor crecerán en nuestro interior, y alguna vez ese cúmulo de sensaciones negativas, explotarán. Desde el punto de vista de los adultos, imponemos a nuestros hijos obediencias desmedidas y alejadas del ser esencial de cada uno de ellos, perpetuando un desastre espiritual colectivo. Tengamos la humildad de no pretender que nadie nos obedezca. El único que debe ser obedecido, es el corazón.

Laura Gutman.

sábado, 26 de marzo de 2011

Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados | Spot del CCHRInt



No dejen de ver este excelente y corto video sobre las etiquetas psiquiatricas!!

La llegada de Simón


Al día siguiente del nacimiento de Nahiara, llegó Simón, el bebé de Mariana y Matías.
Acá va el relato del parto y algunas fotos.

Simón nació el lunes 28 a las 2:55 am. Pero las contracciones arrancaron el sábado 26 a la noche. Incluso a la tarde había tenido un par que no eran solo "panza dura", sino con dolor en el cuello del utero. Y a la noche empezaron a tener una frecuencia variable pero continua... a veces eran cada 10 minutos, otras cada 20, otras cada 8... pero a partir de ahi nunca se retiraron. Con lo cual pasamos la noche sen dormir porque algunas eran bastante intensas (aunque nada en comparación con las que serían las del trabajo de parto) Cerca de las cinco de la mañana venian mas seguido, casi cada cinco minutos, peor la intensidad era variable, algunas se hacían sentir mas que otras. Esperamos hasta las 6:30 y la llamamos a Sandra. Vino Anita a revisarme y estaba recien con 2 cm de dilatación. Simón ya tenía su cabecita bien ubicada, parecia estar listo...Ana habló con Sandra y decidieron darme una pastilla para relajar las contracciones y que cuando vinieran se largaran "de verdad"... Y tambien unos globulitos para relajar el cuello del utero, que estaba tenso...
Quedamos en hablar mediodía...
Tomé la pastilla pero las contracciones seguian mas o menso igual, nunca se retiraron. Anita volvió a la tarde y ya estaba de 4/ 5 cm pero con el mismo tipo de contracciones.Yo estaba en la bañera, y ahi las sentía mucho menos. Nuevamente habló con Sandra que decidió que tome otra pastilla No me daban muchas ganas, pero hice caso... La situación siguió siendo las misma, no se retiraban... y a la noche aumentó un poco la frecuencia e intensidady Sandra se vino. Era un poco antes de las 10 de la noche.
Durante el transcurso del día to estube muy tranquila, preparando la casa poniendo velitas, sahumerios, muy conectada con Mati... Sentíamos que había llegado el momento y nos disponíamos a atravezarlo, a estar presentes, a disfrutarlo... Todo estaba saliendo como lo habíamos deseado, ibamos a tener el parto que elegimos...
Sandra termino de revisarme ...yo estaba con 7 cm, pero me dijo que aún no estaba en trabajo de parto, que para que el parto se produzca necesitaba otro tipo de contracciones...mas intensas, mas regulares, mas frecuentes... Que podia ser que el tarbajo de parto se largara esa noche como que también se retiraran y Simon naciera una semana despues... Me pregunto si yo me sentía lista para parir, le dije que desde el conciente eso era lo que deseaba... Hablamos sobre lo que podía ser que me estaba costando soltar... Me preguntósi tenía miedo a perder msi espacios de pareja y tocó un "punto"... Sandra es muy sabia y suele dar en el clavo... Me dijo que todavía me veia muy "para afuera", que intentara ir mas hacia adentro, hacia mi, cortar un poco el dialogo con Mati... Y se fué... Mati fue abrirle y cuando volvio ya ya estaba con unas contracciones mucho más intensas y entrando en "transe". LLore, me hice cargo de los miedos y el trabajo se largó... Dolia mucho y fui a la bañera pero el agus ya no calmaba tan facilmente como a la tarde. Matías estaba ahi para ayudarme a confiar. Por momentos yo tenía miedo de no poder, de que el inconciente no me deje abrir , soltar, me preguntaba como iba a hacer... y él me decia que ya lo estaba haciendo. A las 12, con contracciones cada minuto y medio, Mati decidio llamarla a Sandra. Yo ya sentía que estaba para empezar a pujar, pero le temía mucho al dolor que pudiera sentir. Cuando vino Sandra se lo conté y me dijo que escuche a mi cuerpo, que pujar me iba aliviar. Y empece a pujar con las contracciones. Y a gritar.(grite mucho durante todo el trabajo de parto)
Y me tacté, le toqué la cabeza bebé...lloré... Le pedí a Mati que me trajera el banquito al baño...despues nos mudamos a la habitación. En un momento rompí bolsa
... algo se descomprimió...sentí un pequeño alivio
Sandra y Anita inervenían lo menos posible, solo se acercaban lo necesario... y siempre Sandra me decía algo que me ayudaba a ir soltando un poco mas... desde lo práctico y desde lo emocional. Matías atrás mío, sosteniendome (también desde lo practico y desde lo emocional). Y yo que con cada pujo gritaba de manera mas salvaje, mas animal... (no es muy romantico lo que voy a decir pero sentía que estaba cagando algo descomunal). Sandra y Anita se acercaron y al siguiente pujo, el mas intenso de todos, salió la cabeza , un pujo más y Simón ya estaba sobre mi Matías y yo viviendo el momento mas traendente, milagroso, mágico de mi vida. Compartiendo toda esa emoción felicidad con Mati... No lo podíamops creer , Simón estaba ahi, con nosotros... Todo lo que vino despes fue felicidad, disfrute, estar maravillados y llenos de esta experiencia... Agradecidos porque todo salió como quisimos, felices de haber elegido esta manera de vivir el parto y de encontar al equipo que necesitabamos para vivirlo con absoluta confianza y entrega...llenos de amor y libertad... Y embobadisimos con esta lauchita hermosa que no podemos dejar de mirar, sentir, oler, tocar... Me siento plena...
Asi que chicas, disfruten de este último tramo que lo que se viene es único, trasensental, maravilloso... Como diece Sofi, entreguense a la intensidad! Les aseguro que vale la pena!
Les mando fotitos para que conozcan al Simón...
Y les deseo e parto que cada una elija tener!!!!!!
Gracias por todo lo compartido, gracias Raquel por tu compañía en esta travecía...
Y espero verlas pronto, cuando seamos exactamente el doble en cantidad!!!
Abrazos y amor...
Mariana


jueves, 10 de marzo de 2011

El nacimiento de Nahiara

Sofi ha sido la primera de nuestro grupo pre parto en parir. Un parto un poco prematuro, de un poquito mas de 35 semanas, lo que no fue obstaculo para que tuviera un hermoso parto en casa.
Acá, el relato de Sofi y algunas fotos.



El domingo 6.30hs rompí bolsa (y de ingenua pensé que me había hecho pis en la cama) hasta que me levante fui al baño a "hacer pis" y no salió pis, salió toda la bolsa de las aguas. Un chorro de agua de canilla parecía. Ahí lo desperté a Emi y tranquilos nos levantamos. A las 7.00hs me metí en la bañera con agua tibia porque empecé con contracciones y pinchazos bastante molestos y algo dolorosos. Uziel estaba durmiendo, yo estaba en el agua y Emi sentado sobre la tapa de inodoroa mi lado. Estabamos charlando sobre que ibamos a hacer con Uziel, a quién llamaríamos para que pase a buscarlo y evaluando cuando llamar a Edith. Cuando las contracciones aparecían, yo dejaba de hablar, respiraba profundo, cerraba los ojos y él registraba la frecuencia y duración de las contracciones. Jugamos con la idea de "quizás no nazca hoy. Puedo estar con la bolsa rota hasta una semana..." Hasta que a las 8.00hs le dije "llamala a Edith". La llama y le cuenta, luego me la pasa y me dice, "Sofí, que sorpresa...!" (nos habíamos visto la semana pasada y aún no había llegado a hacerme la última eco, estudios de sangre y estreptococo). Charlamos un rato y luego me dice "en un ratito voy". Me quedé en la bañera un buen rato. Uziel se despertó y se asomó a ver que pasaba, le dije que estaba con algunas molestias y que quizás hoy nacía su segunda hermanita (el jueves de la semana pasada nació Fedra, la hija de su mamá).
Creo que cerca de las 09.30hs llegó Edith. La veo apoyar en el piso el banquito de partos y me pongo a llorar. Cuando sa acerca a la ducha le dije llorando "viniste rápido". Con lágrimas en los ojos me dice "¡Y claro!". Charlamos un rato y me dice "bueno, en un ratito vemos como estás de dilatación". Yo seguía en la bañera, Uziel desayunando viendo dibujitos, Emi llamando a mi mamá y mi hermano para que pasen a buscar a Uziel. Edith se sentó en la mesa a hacer cálculos. Luego de un rato escucho que le dice a Emilio que está preocupada por la edad gestacional. Les pregunto que pasa y vienen los dos. Edith me cuenta y le digo, "estás preocupada", y me contesta "y me quedo más tranquila si la llamamos a Alicia". Yo le contesté que no tenía ningún problema, que venga quien ella quiera para su tranquilidad, pero que de mi casa no me iba a mover. Se hicieron las 11hs y habían venido a buscar a Uziel. Viene, me da un beso y me dice que hoy iba a nacer Nahiara. Edith me dice de ver la dilatación... chan chan, 5-6 cm... y ahí ya no me metí más en el agua. En la habitación con Emilio, Edith y Anita entreban y salían dandonos intimidad, por pedido mío. Entraban, escuchaban los latidos de Nahiara y esperaban. Despuès de un rato, las llamé para que se quedaran, seguían escuchando los latidos y me decían que Nahiara ya estaba dispuesta a nacer. Ahora me tocaba a mi. Yo tenía que dejarla salir y ayudarla empujando. Me tomé mi tiempo, todavía no estaba preparada para despedirme de la panza. Por un lado quería que naciera pero por otro sentía que era muy pronto. Sin saber donde y cómo empujar por momentos decía que ya no podía más, estaba agotada. Me movía, me balanceaba, me inclinaba. Y así entre movimientos y mimos, con el amor, la paciencia y ternura de Emilio, la mágica ayuda de Edith y el apoyo incondicional de Anita con su ternura y calma, nació Nahiara. Hermosa, tranquila, serena, mimosa, de 36 semanas. Igual a mi cuando era bebé. Estamos super bien las dos y todos muy felices.





jueves, 3 de marzo de 2011

Newsletter Laura Gutman Marzo 2011


No quiere dormir solo

¡Por supuesto que los niños no quieren dormir solos! Ni quieren, ni deben. Los bebés que no están en contacto con el cuerpo de sus madres, experimentan un inhóspito universo vacío que los va alejando del anhelo de bienestar que traían consigo desde el período en que vivían dentro del vientre amoroso de sus madres. Los bebés recién nacidos no están preparados para un salto a la nada: a una cuna sin movimiento, sin olor, sin sonido, sin sensación de vida. Esta separación del cuerpo de la madre causa más sufrimientos de lo que podemos imaginar y establece un sin sentido en el vínculo madre-niño. No pasa nada si traemos a los niños a nuestra cama. Todos estaremos felices. Sólo basta con hacer la prueba para constatar que el niño se duerme entre sonrisas, que la noche es suave y que no hay nada que pueda ser contraproducente cuando hay bienestar. Lamentablemente las madres jóvenes desconfiamos de nuestra capacidad para comprender los pedidos de nuestros hijos que son inconfundiblemente claros. Circula socialmente la idea que satisfacer las necesidades de un bebé los convierte en “malcriados”, aunque paradójicamente, obtenemos una y otra vez el resultado opuesto al esperado, ya que en la medida que no dormimos cuerpo a cuerpo con los niños, ni los tocamos, ni los apretamos… ellos van a reclamar más y más. Pensemos que el “tiempo” para los niños pequeños aparece como un hecho doloroso y desgarrador si la madre no acude, a diferencia de las vivencias dentro del útero donde toda necesidad era satisfecha instantáneamente. Ahora la espera, duele. Si los niños deben esperar demasiado tiempo para encontrar confort en brazos de su madre, se aferrarán con vigor a los pechos, mordiendo, lastimando o llorando, apenas tengan acceso al cuerpo materno. El miedo será la principal compañía, porque sabrán que la ausencia de la madre volverá en cualquier momento a devorarlos. Los niños tienen razón en reclamar contacto físico ya que son totalmente dependientes de los cuidados maternos. Tienen conciencia de su estado de fragilidad y hacen lo que todo niño sano debe hacer: exigir cuidados suficientes para su supervivencia. La noche es larga y oscura, y ningún niño debería atravesarla estando solo. ¿Hasta cuándo? Hasta que el niño no lo necesite más.

Laura Gutman.

Algunas cosas que quiero compartir

Y aquí estamos, un mes después de habernos mudado... la casa va tomando forma de a poco, y de a poco la vamos reconociendo como nuestro hogar.
Aún nos falta mucho. Sigo sin teléfono e internet (otra vez estoy en la heladería), pero eso también me ha dado más tiempo para compartir con mis hijos.
La panza no para de crecer. El bebé (o la bebé) aún está de cabeza. El sábado tengo la última eco, y dependiendo de como salga todo, empezaremos ya con acupuntura, homeopatía, ejercicios o lo que haga falta para que se de vuelta.
Si no se da vuelta para la fecha de parto (que todavía falta!!) aún no tenemos decidido si intentaremos igualmente un parto en casa (al ser el tercer embarazo los riesgos son menores), si iremos a una casa de partos, o iremos a un sanatorio. Lo único seguro es que intentaremos por todos los medios que sea un parto por vía vaginal.
Dos de mis compañeras de ACE, Sofía y Mariana, ya son mamás. Ambas tuvieron parto en casa.
Lo que indica que el momento ya está más cerca para todas.
Joaqui empezó el cole, y está muy contento. El comienzo de clases fue muy emocionante, todavía no puedo creer que mi pichón mayor ya esté en primer grado.
Y hablando de educación, aquí va una de las cosas que quería compartir con ustedes. No pude terminar de verlo, pero hasta donde llegué, me pareció genial. Es una charla sobre cómo la educación mata la creatividad:



También quería compartir con ustedes el último Newsletter de Laura Gutman, que me encantó y me vino de perillas, ya que como yo ya estoy muy incomoda con la panza (y a pesar de que tenemos una king size) estoy durmiendo muy mal con los chicos en la cama... cuando me doy vuelta para un lado o para el otro, me encuentro con alguno de los dos, que cuando se mueve me pega sin querer un manotazo o una patada... Así que estamos intentado pasarlos a su cuarto. Pero Joaqui está bastante reacio a esta decisión.
La única noche que logramos pasarlos, Joaqui durmió solo hasta las 4 am que se pasó a nuestra cama, y Emma... durmió sola toda la noche!! Hasta las 8 de la mañana, cuando me iba a trabajar, y se despertó de lo más campante y la acosté con el hermano y el papá...
Pero para no mezclar, el Newsletter lo pongo en un ratito en una entrada aparte, como habitualmente hacemos con los News de LG.
Eso es todo por ahora! Esperando poder reportarme más seguido en breve (en cuanto tenga internet en casa) y que no dejen de visitarnos!
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails