domingo, 19 de febrero de 2012

Hemos recibido un premio!


Hace un tiempo atrás habíamos recibido uno de estos premios virtuales... con Maite (o era Emma?) muy chiquita, no me llegó nunca el momento de aceptarlo, y agradecerlo.
Hace unos días recibimos un premio de Fer, del blog A boca de jarro. Gracias Fer por tenernos presentes!
Aprovecho el finde largo para aceptar este premio y que no se quedé perdido en el ciberespacio.




La consigna es, al recibir el premio, responder 5 preguntas. De paso, sabrán un poco más de mí. Así que aquí van:

1. Elige un momento de tu vida muy importante. Solo uno.
Uf! Eso sí que es difícil. Mi respuesta sería el nacimiento de cada uno de mis hijos, Joaqui, Emma y Maite.
Pero como solo puedo elegir uno, diré que el momento más importante de mi vida no es un momento determinado, sino una EXPERIENCIA: la experiencia de PARIR, de dar vida, de EMPODERARTE sintiendo todo ese flujo de hormonas recorriendo tu cuerpo, abriendolo poco a poco para dejar salir a ese nuevo ser al mundo. Nada se compara con eso. Con la sensación de gestar y dar a luz una nueva vida, de recibirla en tus brazos, fragil, pequeña, y hacerla crecer y desarrollarse con tus pechos, con tu calor, con tu amor.

2. Que lugar del mundo te gustaría visitar, que no conoces?
Esa es facil: me encantaría llevar a los niños a Disney. Y de paso, llevar a mi niña interna también, que tiene esa deuda pendiente ;-)

3. Haz un menu con tu comida preferida: entrada, plato principal y postre:
Para mí la comida es como la vida misma. Tal vez por eso me gusta que sea salada, que tenga un toque de picante, y que finalice con mucho dulzor.
Así que voy a ser bien ecléctica, y voy a mezclar tres estilos de comida bien diferentes.
Me encanta la cocina del Sudeste Asiatico, que se caracteriza por mezclar sabores. Con Hernán solemos ir a cenar a algun restaurante con este tipo de comida para nuestro aniversario de casados. Así que para entrada voy a elegir los camarones empanados en semillas de sesamo que hacen en mi restaurante preferido, Green Bamboo.
Para el toque más picante elijo el plato principal: algún plato mexicano, como los burritos de María Felix, o Pastel Azteca, por supuesto acompañado de un rico Margarita.
Y para el postre, vamos por el dulce simple y sencillo que se disfruta en familia: una rica chocotorta casera.

4. Si a trabajo se refiere, ¿cuál sería tu trabajo perfecto o profesión, sin pensar en salarios?
Sin pensar en salarios lo que más me gustaría es quedarme en casa criando a los niños, tal vez hacer un curso de doula o, si fuera más joven, partera, para acompañar a otras mujeres en este momento tan especial y unico de la vida que es el devenir madres... =)


5. ¿Recuerdas cuándo y por qué reíste la última vez? Cuéntalo si lo recuerdas.
Río todos los días, varias veces al día. Con tres niños es difícil mantener la compostura, jajaja!! Siempre alguno de ellos tiene alguna nueva ocurrencia que te arranca risas y sonrisas. 
Y como si eso fuera poco, tenemos dos gatitos pequeños que hacen las mil y una.
Y Hernán tiene muy buen sentido del humor. 
Así es que la risa es una constante en esta casa...
Hoy mismo nos reíamos viendo videos de cuando Emma era bebé... le costaba tanto reconocerse ella misma!! Pensaba que era Maite!

Y para terminar, tengo que pasar el premio a tres blogs.
Se lo paso a VEGETARIANITA de mi amiga Iluza, a MATERNAR EN RED de mi amiga Leila, y a Viole de CRIAR EN CONTRAVIA.

sábado, 18 de febrero de 2012

Niñeras nocturnas??


Hoy leí esta nota que salió publicada en el diario La Nación.
Bien, en primer término, creo que cabe reconocer que no es lo mismo atender a un solo bebé, que a dos o a tres... ni hablar si son quintillizos o sextillizos!! Tampoco es lo mismo para una mujer que cuenta con un compañero empático y sostenedor, que una mujer que tiene a su lado un hombre infantil o machista, que "no se ocupa".


Así que las críticas que voy a hacer a este sistema de "niñeras nocturnas" tómese como una generalización, y que estoy hablando de una familia con, por ejemplo, mellizos.
A mí criterio (sólo mío, y me hago cargo), contratar a alguien para que atienda los bebés de noche, es el sumum de la desconexión entre la madre y los recién nacidos.
Una madre que puede, tan suelta de cuerpo, dormir a pata suelta 8 horas completitas, sin despertarse si los bebés lloran, o que si se despiertan se queda igual en su cama muy tranquilamente porque total se ocupa la niñera, a mí entender, primero que nada debe replantearse qué es lo que le está sucediendo para tener tal nivel de desconexión con sus propios hijos recién nacidos.

Al menos en mi caso, con mis tres hijos, me despertaba apenas hacían el primer quejido... es más, estaba tan sincronizada con ellos, que me despertaba incluso ANTES de que ellos lo  hicieran... puro instinto.
Que una persona pueda pagar el lujo de tener una niñera por la noche, con un sueldo básico de $5000, y sin embargo no pueda dejar de trabajar al menos unos meses, o trabajar medio tiempo para estar más descansada es, para mí, completamente inentendible...
Cuando entenderemos que los bebés necesitan el contacto, la voz, la piel, el olor de su madre? No digo que no debamos pedir ayuda!! No se me mal entienda! Pero esa ayuda debiera ser, en primer termino, para las cosas de la casa: que alguien se lleve la ropa y te la devuelva lavada y planchada, que alguien te traiga una tarta para la noche, que alguien pase por tu casa y te arme la cama o te barra el piso... Y en segundo lugar, si la madre necesita unos momentos para ella, que alguien de nuestra plena confianza (esposo, madre, suegra, hermana, cuñada, amiga) nos sostenga el bebé para que podamos ducharnos, dar una vuelta a la manzana, comer, o descansar un rato... Pero una niñera nocturna? No es ir demasiado lejos?
Por supuesto, ni hablar de lactancia materna, ya que si no voy a levantarme en toda la noche teniendo al niño en el cuarto de al lado, es obvio que la persona contratada le dará una mamadera...
Cosas que podrían solucionarse tan fácilmente con colecho, teta a demanda, sostén de la pareja y de la familia primaria, de amigos, de la "tribu", se llevan a extremos tales que la maternidad queda reducida a una mera obligación más. Tener hijos para qué, entonces? Para cumplir un mandato social? Que alguien los cuide durante la noche así duermo, y durante el día, así trabajo? Que sentido tiene?

Tengo la suerte de haber visto, y haber participado en algún caso en particular, como funcionan las tribus virtuales de madres, y es INCREIBLE. Mujeres que muchas veces ni se conocen más que por la red, a las que solo las une el ser madres recientes, que corren en ayuda unas de otras cuando se necesita...
Pero eso será materia de otro post. Por ahora, los dejo con esta inquietud: para que tenemos hijos si estamos demasiado ocupados para criarlos?


domingo, 5 de febrero de 2012

A su habitación, he dicho!



Joaqui duerme con nosotros desde los 4 meses, cuando empecé a trabajar y las noches se me hacían interminables levantandome para dar la teta, y estrenaba en el trabajo unas ojeras que me las pisaba... Y eso me decidió a meterlo de una buena vez en nuestra cama...

Emma y Maite nunca durmieron en otra cama que no fuera la nuestra.
A Joaqui lo empezamos a pasar a su cuarto a principios del año pasado. Se dormía en nuestra cama, y lo pasabamos dormido. De lunes a viernes, por lo general, continuaba durmiendo en su cama sin problemas. Los sábados y domingos se despertaba más temprano y se pasaba a nuestra cama...
Cuando terminaron las clases, y con la llegada del calor (en el cuarto de Joaqui no hay aire acondicionado), Joaqui volvió a nuestra cama... 
Pero realmente no estamos durmiendo bien. Somos 5 en una cama 2x2, no nos entra otra cama al lado, y queremos que Joaqui y Emma empiecen a dormir en su cuarto. Así que ya les hemos avisado que cuando empiecen las clases, los dos niños mayores podrán dormirse en nuestra cama, pero luego los pasaremos a su habitación... Emma  no parece tener problema alguno, pero Joaqui no quiere saber nada...
Como sea, buscaremos la forma de que pasen a su cuarto (que está enfrente del nuestro), pero lo que no nos planteamos ni por un solo instante, es practicar el famoso Metodo Estivill.
Conocemos gente que lo ha usado. Algunos en forma más estricta y otros en forma más flexible.
Si bien yo estoy totalmente en contra del "Duermete Niño", y he leído el libro de Rosa Jové que explica a la perfección lo que pasa en el cerebro en ese momento de stress, nunca había leído un testimonio en primera persona, desde el punto de vista de alguien que ha sido "estivillizado".

Acá pueden leer el testimonio de una chica a la que se le aplicó el metodo Estivill con 8 años, un poco más de la edad que tiene Joaqui en este momento... Luego de leerla, y si bien seguramente sus problemas no han sido EXCLUSIVAMENTE por culpa de la estivillización, estoy segura de que eso tuvo MUCHO que ver. Y ella misma lo recuerda como un hecho traumático de su infancia... 
Me quedo con su ultima frase: 

En realidad no es un problema grave, dejadle que duerma unos diez minutos con vosotros y luego llevadle de nuevo a su cama. De éste pequeño gesto depende la felicidad de su hijo.

viernes, 3 de febrero de 2012

Y no hablemos más del tema.


Sí. Porque estoy cansada de que cada vez que pasa algo como esto, salgan por los medios a hablar en contra del parto en casa, diciendo que es inseguro, que es una "estupidez", y no sé cuantas cosas más...
Es increíble. Apenas se sabe de la muerte de una madre y se nombra el "parto en casa", salen todos como aves de rapiña. Pero de la cantidad de mamás y bebés dañadas diariamente en las instituciones, de eso no se habla, eso no es noticia.
En primer lugar, todos están haciendo leña del arbol caído sin que siquiera se sepa exactamente qué pasó ni como fueron las cosas. La noticia es ambigua. No queda claro si Caroline estaba intentando un parto sin asistencia de ningún tipo, si la acompañaba una partera o una amiga (en algunas noticias se habla de "cuando llegó el equipo médico", en otras de "la mujer que la acompañaba", pero en ningún lado dice exactamente quienes la asistían). No se sabe tampoco si fue una hemorragia, si fue un paro cardíaco, si podría haberse evitado en caso de estar en una institución, o si el desenlace hubiera sido el mismo.
De hecho, Caroline no murió en su casa, sino en un hospital, y aparentemente al día siguiente.
Pero no importa. Crucifiquemos al parto en casa, y de paso, a todas las locas, egoístas e irresponsables que no piensan en la seguridad de su bebé y dan a luz en su hogar... Locas!! No deberían permitirles tener más hijos!! Si es preferible que te aten a una camilla, que te enchufen oxitocina aunque te duela el triple, total si duele mucho te anestesian, o mejor aún, te cesarean, y das a luz a un bebé sanito, que a lo sumo tendrá que estar unos días en neo porque en realidad aún no era su momento de nacer, y si tenés mejor suerte, solo se lo llevaran un rato para ponerle sondas en el culo y la  nariz, le pincharán el talón, lo estirarán para medirlo y pesarlo, lo bañarán, y te lo traeran super lindo y dormidito después de enchufarle una mamadera de suero glucosado.

Nadie se informa. Es mejor tratarnos de estupidas e ignorantes que pensar que somos mujeres, MADRES que queremos lo mejor para nuestros hijos, y que nos hemos informado, que hemos tenido entrevista con muchísimos profesionales en lugar de quedarnos con el que nos recomendó la suegra o la amiga, o el que esta de moda, o atiende en ese sanatorio que más que sanatorio es un hotel, o el que nos queda comodo para pasar después del trabajo, o el que tocaba por la obra social. Porque la mayoría de las que optamos por tener nuestros hijos en casa, además de conocer a distintos profesionales y prepararnos física, mental y emocionalmente para el parto, hemos tenido que pagar para poder traer a nuestros hijos al mundo de una forma respetuosa.
Tampoco se habla de que si muchas mujeres eligen dar a luz en sus casas, es porque sienten que en las instituciones no las respetarán ni tendrán la intimidad que saben que conseguirán en su hogar.

No se habla de las que ya han tenido malas experiencias hospitalarias, de las que les han robado el parto.
No se habla de Natalia cuyo caso fue famoso en 2011, que le transplantaron un corazón luego de tener un paro cardíaco después de dar a luz, no, no en su casa, sino en una clínica, POR CESAREA!! 
No se habla de Perla a la que le amputaron brazos y pies luego de una infección por una CESAREA.

Y como estos tantos más que he escuchado desde que abrí el blog, historias de partos en clínicas que ponen los pelos de punta, "rutinas médicas" que terminan provocando hemorragias, bebés con distress, cesareas o nacimientos con forceps, pero que no salen en ningún diario ni revista.
En fin. De este caso puntual, lo unico que queda claro es que no se murió DURANTE UN PARTO EN CASA y que ni siquiera está claro si el parto en casa tuvo algo que ver  con su muerte.

Y no hablemos más del tema.
Lamento mucho la muerte de una fiel defensora y activista por el derecho a elegir donde parir.

Caroline, descansa en paz. Mucho amor y luz para su esposo y sus dos hijitas.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails