sábado, 22 de octubre de 2011

TALLER


“El cuidado de los sentidos
en los primeros años de vida”
            Aportes de la Pedagogía Waldorf  y
                    de la Dra. Emmi Pikler
                 al saludable desarrollo en la infancia

Sábados 22 y 29 de octubre de 9 a 13 hs
en La Calandria: Bernardo de Irigoyen 1363 - Florida
(entre Vergara y Urquiza)

Coordina: Silvina Fridman

Dirigido: a padres, futuros padres, abuelos, docentes, profesionales de la salud y todos aquellos interesados en el desarrollo del niño desde el amor y el respeto

Encuentro para adultos

Aporte sugerido: $50 por encuentro (parejas 2 por 1)
Organiza: Grupo La Calandria

Informes e Inscripción : siyifridman@yahoo.com.ar

martes, 18 de octubre de 2011

Nueva respuesta de la Diputada!!


Estimada Josefina

 Por supuesto Josefina, en esta semana estamos con el cronograma electoral muy ajustado, pero me comprometo a avisarles apenas haya reunión de la comisión de salud para que puedan asistir y conversar con los diputados de la misma, como les comenté en otro correo, la elavoración de una ley es un acto colectivo y vos leiste mi proyecto original, en el está comprendida la posibilidad de partos domicialiarios previa capacitación para tal efecto, pero repito NADIE ES DUEÑO DE UNA LEY, la hacemos entre todos y creo seguiremos trabajando a fin de poder sacar la mejor ley, la que comtemple la mayor libertad tanto para las obstétricas como para todos los ciudadanos, gracias 

Maria Elena Chieno


Le tomo la palabra, Sra. Diputada!!!

lunes, 17 de octubre de 2011

Mi respuesta a la diputada Chieno

Estimada Sra. Diputada: 
Ante todo, quiero agradecerle que se haya tomado la molestia de contestar mi mail. La verdad, me sorprendió gratamente, ya que no esperaba respuesta alguna, mucho menos desde su mail personal, y muchísimo menos que lo haga a las 2 de la mañana! Creo no equivocarme al pensar que, si se ha tomado esta molestia, es porque le interesa el tema que estamos tratando y que ha sido objeto de intercambios en este mail, como en los que les han enviado otras mujeres sobre este mismo tema. 
Desde ya que existe un interés personalísimo en esta movida por el proyecto de ley que se está tratando para regular la profesión obstétrica. El derecho personalísimo que toda mujer tiene de elegir donde, como y con quién parir a sus hijos.
Como le conté en mi anterior mail, mi primer hijo nació en una institución, en un parto que a muchas mujeres les parecería "normal", y hasta "bueno" por lo rápido (me interné a las 17 hs y a las 19:10 nacía mi hijo, en un parto "vaginal", porque de "natural" y "normal" no tuvo nada). Sin embargo, yo lo viví como violento, ya que no fui escuchada ni respetada en mis deseos. Había pedido que no me apliquen oxitocina sintética. Sin embargo, al ingresar a la institución me pusieron una vía, por la que la partera ponía diferentes drogas, sin explicarme en ningún momento ni a mí ni a mi marido qué eran. Cuando preguntamos, dijo "calmantes". Yo me moría del dolor, mi panza era una piedra de dura, no había espacio de relajación entre una contracción y la siguiente, y encima me sentía "volada" debido a los calmantes. Estaba como ida, en un momento hasta sentí que me dormía!! Lo unico que me lo impedía era el dolor que sentía. Una hora después, la partera aprovechó la excusa de hacer un tacto para ver como avanzaba todo, para romperme la bolsa. Cómo sé que fue deliberado? Porque antes de "tactarme" puso una chata debajo de mi cola por las dudas que "justo" se rompiera la bolsa, y mi marido vio como maniobraba dentro mío hasta que la bolsa se rompió. Por supuesto, con la bolsa rota las contracciones dolieron más (y aclaro que había pasado solo una hora desde mi ingreso, no había motivo alguno para romper la bolsa). Y para empeorarla, como tenía puesta la vía no podía caminar ni elegir posición alguna, tenía que estar acostada, sin más remedio. Por supuesto, con todo este panorama, terminé pidiendo a gritos la peridural que antes me había negado a recibir. Ya con la peridural puesta, y con muchas ganas de pujar, tuve que esperar cerca de media hora hasta que llegara el médico para "recibir" al bebé. El médico no hizo absolutamente nada. Llegó para tomar unas tijeras, cortar , mi vagina con una episiotomía absolutamente innecesaria, "de rutina" (lo cual está desaconsejado por la OMS y además yo le había recalcado en muchas de nuestras consultas médicas que no quería episotomía, que prefería un pequeño desgarro), y tomar la cabeza del bebé para ayudarlo a salir.
Me quedó un sabor amargo de este parto... y así fue como empecé a indagar, hasta encontrarme con un grupo de parteras independientes, que me escucharon, y me dieron distintas opciones para mi siguiente parto, que llegaría casi 4 años después. Para este segundo parto, elegí parir en mi casa, porque la institución ya no me generaba confianza. El que se quema con leche, ve la vaca y llora, dicen. Y es cierto. Así que esta vez hice una preparación al parto absolutamente distinta, no tan "técnica" y más "emocional", enfocada en lo que sentiría, en como se desarrolla un trabajo de parto cuando no hay intervención externa alguna, en qué cosas cabe esperar, cuales podían ser señales de alarma y en qué casos deberíamos desistir de un parto en casa para acudir al plan B, que era ir a una institución médica de tipo abierta, para parir con mi partera y mi obstetra. Por suerte no fue necesario. Emma nació en casa, luego de un trabajo de parto de 7 horas. La parí en cuclillas, en el living de mi casa, sostenida por mi marido. La recibió mi partera. Nuestra obstetra esperaba cerca, por si se la necesitaba. Un parto hermoso, íntimo, sin ningún contratiempo, y llamativamente, mucho menos doloroso que el anterior!! 
Dos años despues quedé otra vez embarazada. Este embarazo no había sido planeado, y a pesar de que no teníamos dinero ahorrado para solventar el gasto del parto (lamentablemente en nuestro país ninguna prepaga cubre los gastos de un parto domiciliario, a pesar de ser más económico que un parto en clínica) nos ajustamos el cinturon para poder recibir a nuestra tercer hija tan amorosamente como a la segunda. Maite nació el pasado 23 de abril, en la bañera de casa. Un preparto más largo (dos días), un parto igualmente hermoso.
En estos dos ultimos partos no se me aplicó oxitocina sintética, y el parto avanzó mucho mejor, y las contracciones fueron muchísimo menos dolorosas. No tuve peridural ni anestesia alguna, mas que las endorfinas de mi propio cuerpo... Tuve absoluta libertad de movimiento, en ambos elegí como pasar cada momento de mi parto. No tuve episiotomía, tuve en ambos casos un pequeño desgarro de piel y mucosas, que requirió 3 puntos, que cicatrizó enseguida y que no me generó molestia alguna.
Hasta aquí, el relato para que Ud. pueda comprender porque a estas mujeres "locas" que le han escrito les resulta tan espantoso que la ley que se está proyectando no contemple el parto en casa. Y es que nos estan quitando la posibilidad de volver a parir de esta manera, y les están quitando a nuestras hijas la posibilidad de que puedan también tener a sus hijos en sus casas. Y lo más triste es que tuve acceso al documento original del proyecto, y ahí sí estaba previsto que las parteras pudieran atender el parto en el domicilio de la parturienta, pero deliberadamente se ha decidido excluirlo con un gran QUITAR.(ver art. 9 del proyecto original, sin las ultimas modificaciones).
No ponemos en duda su capacidad para opinar o proponer una manera de regular el accionar de las Profesionales Obstetricas. Solo le pedimos que en esa regulación se tenga en cuenta el parto domiciliario. Porque es, le guste o no, otra forma más de parir, otra forma más de nacer.
Ud. nos cuenta en su mail que ha defendido los derechos de las mujeres y que ha trabajado con minorías. Yo le digo: aquí tiene una minoría de mujeres que le está pidiendo esta oportunidad histórica de tener una nueva ley de ejercicio profesional que contemple el parto domiciliario, que sea pionera en su tipo en America Latina!!
Cuando leí el proyecto ORIGINAL de la ley, me pareció espectacular!! No solo se regulaba el ejercicio profesional, sino que además se hacía mención de que el parto NO ES UNA ENFERMEDAD y que las parteras estaban capacitadas para atenderlo, y se especificaba que podían ATENDER PARTOS DOMICILIARIOS!! CHAPEAU!! Era increible!!
Pero las modificaciones propuestas luego me desilusionaron tremendamente. Ud. dice que en el período de trabajo nadie planteo la necesidad de que se autorice a las Obstetricas a atender partos solas en domicilio. Sin embargo en este proyecto original que llegó a mis manos, sí estaba contemplado. Y aunque no lo hubiera estado... SE LO ESTAMOS PLANTEANDO AHORA!!
Sra. Diputada, parir es un acto fisiologico. Más riesgoso que otros, tal vez, pero las mujeres hemos parido a nuestros hijos durante MILENIOS, y hasta aquí ha llegado la humanidad... no deberían darnos la chance de dejarnos confiar y confiar uds., los profesionales, un poquito más en nuestros cuerpos? En un embarazo sano, con una mamá sana, no hace falta quirófano, ni anestesiólogo, ni médico obstetra, ni pediatra... lo dice la misma OMS y esto se aplica con exito en muchos paises europeos, por ejemplo en Holanda, donde el 40% de los partos son en casa!! Ya no estamos en el siglo XVIII y la mayor parte de las mujeres tenemos hoy en día una institución a no menos de 15 minutos de nuestro hogar. Entonces, si se reunen estos requisitos (embarazo de bajo riesgo, madre sana, feto sano, plan B para caso de urgencia) porqué no autorizar los partos en casa en la ley? Porqué no darles a las parteras un marco regulatorio para algo que se viene haciendo desde hace ya varios años, y que se seguirá haciendo, solo que empujando a madres y parteras a la clandestinidad, con todos los riesgos que ello conlleva?
Porque yo le aclaro, Sra. Diputada, luego de haber vivido ambas experiencias, a mí no me hacen parir a un hijo en una institución "por protocolo" ni loca!! Solo por razones médicas podría tener a un cuarto hijo en un sanatorio. De lo contrario, mientras yo esté sana y mi hijo también, creo que el mejor lugar para traerlo al mundo es MI HOGAR.
Ud. dice que no está prohibido el parto en casa en el proyecto, y por ende, como lo que no está prohibido no es delito, no tendríamos problema en parir en casa. Si Ud. supiera, hoy en día, estando permitido el parto en casa, con los inconvenientes que nos encontramos las madres que elegimos esta opción para no ser castigadas si por algún motivo tenemos que terminar en una institución (las instituciones médicas tienen una manera muy solapada pero muy cruel de cobrarse el "atrevimiento" de la mujer de haber sido tan omnipotente de haber querido parir en su casa), o los inconvenientes que tenemos a la hora de anotar a nuestros hijos en el registro civil, en provincia de Buenos Aires, por no contar con la bendita "oblea", no diría que estas palabras... Elegir parir en casa es, hoy, remar contra la corriente. Si deja de estar contemplado en la ley, será practicamente imposible en la práctica...
Por ultimo, y para terminar, me ha encantado su invitación a que trabajemos para asegurar a la mujer un parto humanizado, en el que se respeten sus derechos y no se la “sobrepreste”. Y le redoblo la apuesta, pidiendole que nos invite a un grupo de madres a charlar con Ud. y la Comisión de Salud de la Camara sobre este proyecto, que nos conozca, que nos escuche... Coincido también con Ud en que "el Estado debe asegurar a las mujeres los medios para parir SEGURAS con todos los recursos necesarios para honrar la vida", y creo que eso debe incluir también al parto en casa, opción tan valida como la de quien opta por una cesarea electiva.
Espero haber llegado a su fibra femenina, y que nos de la posibilidad de charlar frente a frente de este tema.
La saludo atentamente.

jueves, 13 de octubre de 2011

Derecho a réplica: respuesta de la diputada Chieno

Esta mañana me asombré gratamente al encontrar en mi casilla de mail la respuesta de la Diputada Chieno, enviada desde su casilla personal a las 2AM. Y digo "gratamente" porque, en primer lugar, no esperaba respuesta, y en segundo lugar, porque evidentemente, si responde a esas horas de la noche y desde su mail, es porque le preocupa el revuelo que ha causado el proyecto. Aquí les dejo la respuesta de la diputada, para que cada uno saque sus propias conclusiones... Por lo pronto, ya estoy pensando una respuesta...

Derecho a Parir en su hogar
Mujeres, amigas, familias: gracias por escribirme y contarme de sus maravillosas experiencias en relación al nacimiento de sus hijos en domicilio, como primer tema me atrevo a decirles que creo que las han informado mal, en ningún párrafo del proyecto de Ley que he presentado a la Cámara de Diputados se prohíbe el Parto Domiciliario, pero me parece que hay algún interés personalísimo en juego en esta “movida” nacional por la defensa del Parto domiciliario, quiero que sepan por mi propia palabra que si, soy médica pero también soy mujer, madre y ciudadana y por el sentido común que me asiste, como a ustedes claro, creo que estoy capacitada para opinar o para proponer una manera de regular el accionar de las Profesionales Obstétricas, más aun cuando considero que está en juego la vida de las dos personas involucradas en un parto, la madre y el niño. He trabajado durante más de 30 años como médica en diferentes zonas del país, incluida la ciudad de Buenos Aires y áreas rurales muy aisladas como asentamientos aborígenes, también quiero que sepan que además de médica tengo un postgrado en género y violencia familiar y he defendido los derechos de las mujeres a ultranza, soy autora de leyes fundamentales sobre los derechos de las mujeres, cuando todavía nadie hablaba de dichos derechos en una provincia muy conservadora como es Corrientes.
Quiero contarles como empezó el proyecto de ley para actualizar los derechos de la obstétricas: durante el año 2010 la Asociación de Obstétricas de Buenos Aires me acercó un anteproyecto de ley para regularizar su trabajo ya que según la antigua Ley Nacional de ejercicio de la Medicina, del año 1966, ellas no podían hacer muchas de las prácticas que hoy llevan adelante, para las que están capacitadas y que es justo que lo hagan, por ejemplo: no podían regular honorarios mediante las obras sociales, no podían hacer ni facturar monitoreos fetales, no podían poner DIU, hacer PAP, solicitar análisis (solo de orina según expresaba en la ley) recetar los complejos vitamínicos o el ac. fólico, firmar certificados de nacimiento o de embarazo y muchas cosas más que sin duda hacen a diario en su ejercicio de la profesión, (les adjunto párrafo pertinente); ante esa realidad comenzamos a trabajar primero con ellas mismas y luego con el Ministerio de salud y la dirección de obstétricas del Ministerio para darle forma a estos requerimientos, fuimos avanzando en un proyecto que les permite y regula todas esas actividades, atender y conducir el trabajo de parto, hacer todo aquello que deben hacer para completar la tarea con el alumbramiento, hacer el seguimiento en el puerperio, hacer los controles, recetar anticonceptivos, firmar los certificados de embarazo y de parto, certificados de nacimiento que hasta ahora eran validos solo si los firmaba un médico, etc. En ese período de trabajo nunca, nadie planteo la necesidad de que se autorice a las Obstétricas a atender partos SOLAS en domicilio, es más desde el Ministerio de salud se está trabajando con los Ministerios provinciales para mantener habilitados para la asistencia de Partos solo aquellos Centros de Salud, Públicos o Privados, que cuenten con todos los recursos científicos y humanos necesarios para la asistencia de los mismos, cuales son estos recursos? Quirófano, sangre segura, anestesiólogo, médico obstetra y pediatra, como ven estamos apostando a que todas las mujeres y los niños cuenten con los recursos para posibilitar un parto seguro, para que en caso de surgir una complicación pueda ser resuelta con celeridad ya que el tiempo es fundamental para evitar los daños irreversibles en los niños.
Ahora yo me pregunto, bajo qué circunstancias deberíamos garantizar el parto domiciliario asistido SOLO con una Partera como todo personal a cargo de la madre y del niño? Si ustedes me preguntan si eso está prohibido en el proyecto que yo puse a consideración les digo que en ningún párrafo se lo prohíbe, por lo tanto dependerá de su voluntad si lo quieren llevar a cabo, “lo que no está prohibido no es delito” pero tampoco en ningún párrafo se lo autoriza expresamente, ya que queda claro que se desempeñaran como parte de equipos interdisciplinarios en Instituciones Públicas o Privadas. Vuelvo a preguntarme, si las mujeres nos quejamos (yo me incluyo) de sufrir maltrato por parte de los profesionales que a diario resuelven problemas gravísimos y salvan la vida de muchas mujeres y de muchos niños, aclaro que yo también he visto maltrato por parte de Parteras, ¿porqué no trabajamos para asegurar a la mujer un parto humanizado, en el que se respeten sus derechos y no se la “sobrepreste” ya sea por apuro o por exceso de pacientes o por falta de camas, etc? aseguremos que la formación académica de todos los profesionales de la salud también esté matizada de valores, respeto, ternura y contención; así me he comportado durante mis años de ejercicio de la medicina y mis pacientes pueden dar fe de lo que digo.
Con respecto al proyecto de Ley, quisiera que comprendan que NADIE es dueño de una Ley, uno representa un proyecto con algunas ideas, luego se analiza en la comisión, primero los asesores de los diputados (personas que en general tienen muchos años de experiencia en la materia) y allí los proyectos que se han presentado sobre el mismo tema (en este caso hay dos, uno firmado por mi y otros legisladores y el otro por la Dip. Giudicce y otros) son unificados, si es posible, en un solo dictamen, en ese proceso van sufriendo modificaciones en virtud de las propuestas de los diferentes diputados y de las Organizaciones sociales que se presentan con propuestas, por lo tanto al final queda muy poco del proyecto original, claro que a la hora de votar uno plantea sus convicciones y si, fíjense que yo voté todas las leyes que tienen que ver con derechos humanos, he sido oradora en todas ellas, creo y defiendo los derechos inalienables de las mujeres y coincido con ustedes en que cada una tiene derechos de elegir donde, como y con quien parir, como cada uno puede elegir donde vivir o como morir, yo no voy a cercenar ningún derecho!!! Pero creo que el Estado debe asegurar a las mujeres los medios para parir SEGURAS con todos los recursos necesarios para honrar la vida. Alguien, no recuerdo quien, de las 14 mujeres que me escribieron contándome que pudieron parir en sus casas, en paz, con placer y contención, me decía que seguramente yo no soy madre y que por eso no se dé que se trata, bueno les cuento que mi historia obstétrica es como la de cualquiera de ustedes: tres hijos biológicos, uno de parto normal, otro muerto por un tumor fetal que terminó en cesárea y una tercera con cesárea por placenta previa, una hija adoptiva y muchos niños que durante 15 años pasaron por mi casa por ser hogar de tránsito para niños en riesgo. Como verán soy madre, he sido muy feliz de serlo, hoy soy abuela de dos hermosas niñas, vuelvo a repetirles, la principal razón por la que trabajo en política es por los derechos de las mujeres, no se equivoquen, que pensemos diferente no nos hace enemigas, yo solo soy una legisladora y les aseguro que represento a muchas mujeres que me votaron y que hoy, como yo, creen que parir seguras tiene que ver con estar asistidas en una Institución y con los profesionales que correspondan.
Gracias por escribirme y contarme sus maravillosas experiencias, espero que salgamos fortalecidas todas y con la mejor ley que podamos.
Con cariño
María Elena Chieno

sábado, 8 de octubre de 2011

Carta abierta a la Diputada Chieno

Diputada M. Chieno (FPV), impulsora de la ley de ejercicio
 de la partería que haría desaparecer los partos en casa.
Sra. Diputada:
He tomado conocimiento de que se encuentra en tratativa y proxima a sancionarse una nueva ley de ejercicio profesional para obstétricas, lo cual me parece una gran iniciativa, teniendo en cuenta que la actual ley es muy vieja y debe ser actualizada. Sin embargo, también he tomado conocimiento, con gran indignación de mi parte, que la nueva ley por Ud. propuesta DELIBERADAMENTE EXCLUYE de la normativa la posibilidad de que las parteras ejerzan su profesión en casas de parto y/o en el domicilio de la embarazada. Ud. puede estar de acuerdo o no con el parto en casa, pero de modo alguno puede arrogarse la prerrogativa de cercenar el derecho de toda madre de ELEGIR COMO, DONDE Y CON QUIEN traer sus hijos al mundo. 
El embarazo no es una enfermedad, ni las embarazadas somos niñas tontas. El embarazo es un estadio más de la vida de la mujer, y las embarazadas somos mujeres plenamente capaces de tomar decisiones sobre como traer nuestros hijos al mundo. Es nuestro DERECHO. Y es su OBLIGACIÓN como representante del pueblo, RESPETARLO. 
Soy madre de 3 niños. El mayor nació en un parto institucionalizado, en el que se me drogó, se me indujeron artificialmente las contracciones, se me rompió artificialmente la bolsa, se me anestesió, se cortaron mis genitales, se cortó muy pronto el cordón a mi hijo, y se lo llevaron antes de que pudiera ponerlo al pecho. Luego de esta experiencia, decidí informarme, y así fue como mis dos hijas menores nacieron en mi casa, con el acompañamiento amoroso de mi marido y nuestra partera, en la intimidad de nuestro hogar, respetando los tiempos de mi cuerpo y de mi bebé, con dolor pero SIN SUFRIMIENTO, y sin ningun problema ni inconveniente para mí ni para mis niñas. La mejor experiencia de mi vida, y la mejor llegada al mundo para ellas. 
Y es mi deseo que el día que ellas sean madres puedan ELEGIR si desean que sus hijos nazcan en institución o en su casa.
No le llama la atención, Sra. Diputada, que paises como Holanda, con una tasa de morbimortalidad bajísima, tengan un 40% de partos en casa? Que más del 70% de los partos en clínicas privadas, y el 30% en hospitales publicos en Argentina terminen en cesarea, contra una tasa de tan solo 8/9% para las parteras que atienden en el domicilio? Que en nuestro país se sigan llevando a la practica técnicas obsoletas y desaconsejadas por la misma OMS, como la maniobra de Kristeller, como no dejar a la mujer moverse libremente durante el trabajo de parto y elegir una postura que le resulte comoda para el expulsivo, en lugar de atarla tumbada en una camilla? 
Sra. Diputada, demuestrenos que estamos en una VERDADERA DEMOCRACIA, donde se respetan los derechos individuales y donde las mujeres podemos elegir DONDE, COMO Y CON QUIEN PARIR, ya que somos nosotras quienes ponemos el cuerpo, y fundamentalmente porque PARIR es la experiencia más fuerte y trascendental de una mujer, y NACER la experiencia más fuerte y trascendental de todo ser humano. 
Porque como dice Michel Odent, obstetra francés pionero en partos en casa, PARA CAMBIAR EL MUNDO ES PRECISO CAMBIAR LA FORMA DE NACER. 
La saludo muy atentamente,
YO ELIJO DONDE, COMO Y CON QUIEN PARIR

jueves, 6 de octubre de 2011

Por el derecho a elegir donde, como y con quien parir!!

Por el derecho a elegir


URGENTE!! El parto en casa en peligro de extinción. TE NECESITAMOS!!!


Queridos amigos: Como muchos ya saben, la actual legislación de partería, que es muy vieja (de la época de Onganía) contemplaba el parto en casa, lo que ha hecho posible que tanto yo como muchas otras mujeres pudieran tener un parto domiciliario. Sin embargo, hay proyectos para sancionar una nueva ley, lo cual no es malo per se. Pero, lamentablemente, el proyecto que se está tratando directamente NO CONTEMPLA la posibilidad del parto en casa, dejando a las familias que optamos por este tipo de nacimientos y a las parteras que atienden partos en casa en la ilegalidad. Les pido por favor que lean esta carta de Marina Lembo, partera que atiende partos en casa, y que firmen la petición en el enlace que figura en la carta. No hace falta que estén de acuerdo con el parto en casa, solo que les parezca bien que cada familia pueda ELEGIR DONDE y CON QUIEN traer sus hijos al mundo. Gracias!!! 


 De Marina Lembo, partera independiente de atención domiciliaria, argentina,
Queridas Familias (a quienes conozco y a quienes aún no), La situación del parto en domicilio asistido por parteras dejó de estar en peligro para estar extinto/desaparecido en el futuro cercano. El día de ayer (5 de octubre), algunas parteras de la Asociación Nacional de Parteras Independientes, tuvimos una reunión con la Diputada María Elena Petrona Chieno- de la provincia de Corrientes, siendo parte del FPV (Frente para la Victoria); quien es parte de la Comisión de Salud dentro de los Diputados de la Nación, a su vez es médica y la 'dueña' del proyecto de ley 7719 acera de la nueva ley de ejercicio profesional de la partera que se pretende sacar adelante (algunos dicen que el año próximo y otros creen que muy pronto). La reunión duró casi 1 hora. Salí de esa reunión abatida y desesperanzada. Estos fueron algunos de los comentarios de la Diputada Chieno 
- Ella piensa en una ley para todo el país. Donde sólo menos de un 1% de los partos son PLANIFICADOS en el domicilio y asistido por parteras. Por lo tanto, SU proyecto de ley, DEJA AFUERA a la MINORÍA DE MUJERES Y FAMILIAS que eligen parir en casa. Y a la minoría de parteras independientes que trabajan fuera del hospital y sin ser parte de un equipo medico. 
- ELLA esta en DESACUERDO con el parto en domicilio; aunque demostró saber poco o nada de cómo son asistidos de manera seria y profesional. "yo no estoy de acuerdo", como si generar leyes para el bien de los ciudadanos y extranjeros se basara en los caprichos de los legisladores y sus prejuicios, en vez de estar al servicio de la gente (que los votó y que no).
- Dijo expresamente que el informe que estamos preparando hace un mes, recopilando estadísticas nacionales, revisión bibliográfica sobre evidencia científica, declaraciones internacionales de OMS/OPS, UNICEF, FIGO, ICM, Banco Mundial, UNFPA, entre otros; NO LE INTERESA. Que nada va a cambiar y que NO LA VAMOS A CONVENCER.
- Dice que el ministerio de salud no apoya el parto en casa, y que ella tampoco. - Admitió varias veces que quienes DECIDEN qué atención recibiremos las > mujeres son la CORPORACIÓN MÉDICA y el ministerio de salud. Nuevamente, el botín de los INTERESES ECONÓMICOS Y DE CONTROL SOCIAL somos las mujeres y los ciudadanos- muy poco hemos cambiado desde la caza de brujas y la inquisición del siglo XIII- XVII; a pesar del matrimonio igualitario y del debate de la despenalización del aborto como evolución en la aceptación de la diversidad y acceso universal a la salud. Una vez mas, la medicina establece qué pueden hacer y que no otros agentes de salud (eliminando 'la competencia') como lo hicieron a lo largo de la historia de la humanidad. 
- Dijo que LAS PARTERAS QUE QUERAMOS ASISTIR PARTOS BAJO NUESTRA RESPONSABILIDAD, QUE VAYAMOS A LA FACULTAD DE MEDICINA Y ESTUDIEMOS PARA SER MEDICOS. LAS PARTERAS TIENEN QUE TRABAJAR EN EQUIPOS MEDICOS. 
- Dijo también que mejor me vaya a vivir a países donde las leyes están pensadas y al servicio de la salud de las mujeres/familias y de sus intereses-opciones. 
- También dijo que ella es de la generación de los médicos que trabajaron duro para convencer a las mujeres a que parieran en el hospital. Y negó los reportes de la Organización Mundial de la Salud donde se deja constancia que tanto la muerte materna como la neonatal, NO DISMINUYÓ sino que AUMENTÓ desde que las mujeres paren sistemáticamente en los hospitales. Pruebas de eso son la mayoría de los relatos de las mujeres y de sus partos. Siempre les pasa algo y siempre sus vidas corrieron peligro y fueron 'salvadas' (por los mismos que las pusieron en riesgo). 
- Se mostraron totalmente indiferentes frente a las irregularidades que existen actualmente (que el parto en casa asistido por parteras es legal) para inscribir a los recién nacidos- interrogatorios, peritajes físico-genitales a madres recién paridas y bebes. Sin importarles cuan complicado será cuando sea ilegitimo por ley. - Y preguntó que ¿Quién firmaría los certificados de DEFUNCION de una madre o de un bebe cuando lo atienda una partera y muera en domicilio???? (actualmente en los hospitales los firman los médicos. Lo mismo ocurre con un anciano que muere en su casa. Tal vez a futuro SOLO podamos morirnos en los hospitales. ¿Con reserva previa?) DE TODAS MANERAS SEGUIMOS ADELANTE. PERO NADA SOMOS LAS PARTERAS SIN LAS FAMILIAS. Y SI A LAS FAMILIAS TAMPOCO LES INTERESA, TAL VEZ A NUESTROS HIJOS SI QUE HAYAMOS DEFENDIDO SUS DERECHOS. Y SI NO, TENDRAN RAZON. EL PARTO EN CASA ES SOLO PARA UNA MINORIA Y NO TIENE SENTIDO TRABAJAR PARA CAMBIAR NADA DE LO QUE ESTA HOY PASANDO. DEPENDE DE NOSOTROS. 
- LA JUNTADA DE FIRMAS IMPRESAS Y POR INTERNET SIGUE VIGENTE. PUEDEN HACERLO EN www.peticiones24.com/porelderechoaelegirelparto 
- El jueves 13 de Octubre habrá JUNTADA EN PLAZA DE MAYO a las 3 de la tarde (hasta las 5 pm aprox). Les pedimos lleven 5 a 10 globos de colores, ropa de colores y afiches con frases alusivas. Intentaremos atraer la atención de los medios y demás diputados involucrados. Cuantos más seamos, mejor. Si bien un minoría, somos cientos.
- Pedimos a las familias que eligieron parir en casa manden una foto por cada hijo o de la familia entera, en sobre de color, a Presidencia de la Nación. En el reverso con nombre del niño, edad y localidad en la que nació. Y con una frase pidiendo apoyo por el derecho a elegir "donde, cómo y con quien parir" o por el derecho a elegir, o "yo elegí".. LO QUE SE LES OCURRA. La idea es que le lluevan cartas de colores con rostros de niños (imagen importante para los políticos) a la Presidenta; para poder llegar mas arriba que el ministerio de salud y captar algo de atención. - Seguimos recibiendo ideas, propuestas bien intencionadas. Y estamos moviéndonos. Pero también somos una minoría las parteras que atendemos a domicilio y también tenemos niños pequeños y el trabajo asistencial de todos los días. 
POR FAVOR HAGAN CIRCULAR ESTA INFORMACION POR SUS CONTACTOS, REDES SOCIALES, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, GENTE INFLUYENTE. TODO SUMA. 
Un fuerte abrazo, 
MARINA LEMBO Partera independiente de atención a domicilio- ARGENTINA Cel: (011) 15 5 489-1649 y particular (011) 4795-9214 E-mail: obstmarina@yahoo.com.ar y marina@parirconparteras.com.ar

Shantala


Cuando Joaqui era bebé, mi amiga Jime me prestó un libro titulado "Shantala, un arte tradicional, masajes para bebés", de Frederick Leboyer.


El shantala es una tecnica hindú milenaria de masajes para bebés y niños. Sus beneficios son, aparte del momento compartido entre mamá y bebé/niño, el contacto piel con piel (es como una larga sesión de caricias, es una forma de dar afecto, de dar bienestar al niño, y recibirlo nosotros al mismo tiempo) y que ayuda al desarrollo sensoriomotor del pequeño.

Con Joaqui traté de llevarlo a cabo pero probablemente yo estaba muy tensa, tratando de hacer todo "como en el libro", y no nos resultó. Joaqui lloraba a mares y un momento que debía ser placentero y de disfrute mutuo, era una tortura, así que desistí.
Con Emma, ni siquiera lo intenté.
Con Maite, todo se ha ido dando solo... lo empecé a hacer sin darme cuenta siquiera que estaba haciendo shantala.

Cuando Maite nació, la neonatologa nos recomendó que en lugar de bañarla con jabón (cuando se cayera el cordón y cicatrizara, naturalmente) pusieramos unas gotas de aceite de caléndula de Weleda en el agua del baño.
Le hicimos caso, y como la piel de Mai quedaba tan suavecita, humectada y con un perfumito alimonado tan suave, con 5 meses la piel de la gorda aún no conoce el jabón.

Pero al poco tiempo de nacer, Mai engordó tanto que ya no entraba en el balde (sí, la bañabamos en un balde!!) y como Hernán ya había empezado a trabajar, empecé a ducharme yo con la beba. Le ponía unas gotas de aceite directamente en el cuerpito y la masajeaba bajo la ducha, en mis brazos.
Pero hace un tiempito, como el peso de la beba ya me complicaba lavarme el pelo con ella en brazos, se me ocurrió poner un colchoncito de telgopor que usabamos en la bañaderita con Emma, en el piso de la bañera, a la beba sobre el colchón, y hacerle una sesión de masajes con el vaporcito de la ducha... Y después se nos coló Emma, que también quiso los masajes que recibía su hermana menor... Ahí me dí cuenta que podía practicar aquellos masajitos hindués que había leído...
Así que ahora nuestras duchas terminan con sesión de shantala para las dos pequeñas, que lo disfrutan tremendamente!!
Aquí les dejo también un video de una mamá hindú haciendo shantala a su bebé... fijensé como termina de relajado que se queda dormido!!

sábado, 1 de octubre de 2011

Newsletter LG Octubre 2011


La función de las palabras que describen realidades internas 
Uno de los aspectos más complejos para “aprender” a construir biografías humanas es la capacidad de “inventar” palabras que nombren todo aquello que no ha sido dicho por quien detentaba el discurso oficial. Palabras que describen realidades internas pasadas, contradictorias, infantiles, negadas o sublimadas. La palabra justa y pertinente da un sentido exacto a la maraña de sensaciones ambivalentes que no pueden existir porque están desorganizadas y sobre todo, porque contradicen el lugar de identidad que nos da refugio. Con relación a una realidad tan frecuente como es el desamparo emocional durante la infancia, es obvio que nadie ha nombrado tal cosa. Con seguridad no la nombró nuestra madre, ni nuestro padre ni ningún adulto allegado. El desamparo emocional, el maltrato, el abandono, el abuso en todas sus formas, la soledad durante la niñez, la sensación de injusticia, el miedo, las fobias, y todas las evidencias de falta de amor, solidaridad o cobijo, serán las palabras que más utilizaremos en el armado de prácticamente todas las biografías humanas. Claro que en cada historia, el abuso y el maltrato se presentan bajo modos distintos. Pero nos compete a los profesionales registrarlos, ubicarlos en el escenario y nombrarlos.

Una vez que el consultante escucha palabras a las que nunca antes le había dado un significado trascendental, sabrá rápidamente si corresponden con su realidad interna o no. Es automático. Porque no importa si ha relegado a la sombra la totalidad de sus experiencias. La sombra no es un lugar donde desaparecen las vivencias. Simplemente es un refugio donde pueden permanecer aguardando detrás del telón, hasta que se las invita a participar de la fiesta. Todo trabajo de indagación personal “toca” de algún modo la campana para que esa instancia aparezca más visiblemente. No se trata de interpretar ni estamos sacando de la galera teorías grandilocuentes. Estamos sólo poniendo palabras a algo que el consultante dice sin saber que lo está diciendo. Por ejemplo, si un consultante recuerda con lujo de detalles todo lo que le preocupaba a mamá, nosotros pondremos palabras a ese “mirarse a sí misma de mamá” y a esa “no mirada de mamá hacia el niño que nuestro consultante fue”. Estamos nombrando con palabras nuevas algo que el individuo siente interiormente. Nuestra función es similar a la de un Director de orquesta que trata de escuchar la totalidad de los instrumentos, intentando encontrar la mejor melodía del conjunto. Pero no sabemos más que el pianista o el violinista, ni tenemos opiniones sobre lo que cada músico debería hacer. Sólo trabajamos para ofrecer a cada individuo, unavisión de su propia totalidad.


Párrafo extraído del libro “El poder del Discurso Materno”
Laura Gutman.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails