domingo, 18 de diciembre de 2011

Fin de año, 2da parte: Felices Vacaciones

Joaqui terminó primer grado.
Estamos muy contentos. Aún no escribe oraciones, apenas algunos palabras (muchas las aprende copiandolas), pero reconoce casi todas las letras con sus sonidos y, lo más importante de todo, está aprendiendo a su ritmo, como con todos los demás procesos de la vida: caminar, hablar, dejar los pañales.
En el cole de Joaqui no hay gran acto de fin de año con niños actuando en un escenario, disfraces, y demás.
En su lugar tenemos las "Crónicas". Nos reunimos todas las familias con los maestros. Los maestros van llamando de uno en uno a los niños, y a su turno le entregan a cada uno de ellos un poema, escrito especialmente por el maestro de la clase para ese niño:
Este es el poema que escribió el maestro Fede para Joaqui este año:


Yo tengo un amigo en el fondo del agua, es un pececito de oro y de plata. En la lagunita cuando lo visito, viene a saludarme pegando saltitos. Más cuando no viene me siento solito porque creo que él ya no quiere ser mi amigo. En el fondo del agua es que no puedo ver, todo lo que mi amigo allí tiene que hacer. En esta lagunita hay algo que aprendí, que aunque no esté conmigo mi amigo siempre está ahí y si soy muy paciente y lo puedo esperar, él me traerá secretos desde el fondo del mar. 
Sencillo, y sin embargo describe a Joaqui de una forma increíble.
Estas son las pequeñas cosas que nos hacen volver a elegir esta escuela una y otra vez.
Después nos entregaron la carpeta con el poema, que deberemos leerle a Joaqui durante el verano, porque es una forma de trabajar con él en sus debilidades (la impaciencia), y los cuadernos donde trabajaron lengua y matemática durante el año, así como sus labores.
Hasta el año que viene Cole!!

viernes, 16 de diciembre de 2011

Fin de año: Primera parte

Estos últimos días he estado como loca, con mil ideas de cosas que quería compartir en el blog, y tanto trabajo sumado a la angustia del 8vo mes (adelantado) de Maite, que no me daban un respiro para sentarme a escribir.
Diciembre, fin de año, fin de clases, cumpleaños de Joaqui, y todo el mundo tan enloquecido que pareciera que se acabara el mundo!!
Pero vamos por partes:

ADVIENTO

Para preparar a los niños para Navidad, y tratar de que no sucumban a todo lo comercial que la rodea (o al menos, aunque sucumban, que encuentren también en estas fechas el lado espiritual, que es lo que tiene de verdaderamente hermoso la Nochebuena y Navidad), este año hicimos un Calendario de Adviento.
En realidad, íbamos a hacerlo, pero lo conseguí hecho. Primero pensé en poner papelitos con pistas para que encuentres golosinas y sorpresas en la casa, pero luego me pareció que 25 días con golosinas y sorpresas no era exactamente el "espíritu navideño" que estaba buscando.
Así que busqué por internet oraciones para niños, sobre la familia, la escuela, los amigos, y para los domingos puse las historias de angeles que compartí el año pasado en este blog, y que pueden ver acá, acáacá y acá ;-)


El día 8 de diciembre, como ya es costumbre en casa, armamos el arbolito. El pesebre tuvo que esperar porque perdimos al Niño Jesús en la mudanza, así que compré un nuevo pesebre de vellón, del que ya les pondré fotos para Nochebuena.








Y para completar las fechas, hice unos pan dulces de-li-cio-sos con esta receta que me compartió mi amiga bookcrosser Ilu del blog Vegetarianita.
Así me quedaron a mí:


Eso es todo por ahora... en un rato vuelvo para contarles del fin de clases de Joaqui y de su cumple, así como las ultimas novedades de Mai!!




lunes, 5 de diciembre de 2011

Newsletter Laura Gutman diciembre 2011


Momentos de recogimiento 
Los caminos de indagación personal se parecen a las búsquedas de diamantes. Al principio, cuando los exploradores hallan unos pocos brillos en el barro, se exaltan creyendo que eso es todo lo que hay. Pero luego, a medida que van cavando más, no dejan de maravillarse ante tantas piedras preciosas, y lo que antes significaba una gran riqueza, ahora resulta insignificante en presencia del nuevo tesoro. Del mismo modo, cuando emprendemos búsquedas espirituales, sería una pena darnos por satisfechos ante los primeros descubrimientos personales. Es un camino que está empezando, por lo tanto precisamos continuar hasta iluminar la sabiduría interior que había quedado oculta. Claro que toda actitud de exploración interior requiere humildad y valentía para reconocer que las experiencias vitales -es decir, todo aquello que nos acontece- son proyecciones externas de nuestros pensamientos y del material interior con el que no estamos dispuestos a entrar en contacto. Nuestras vidas siempre expresan eso que somos. Por eso, si estamos sufriendo, si tenemos “mala suerte”, si no estamos felices con nuestro devenir, si pretendemos cambiar nuestras condiciones de vida, si anhelamos salud y serenidad…no tenemos más opción que hacernos cargo de la totalidad de aquello que somos. No es fácil. Hay un precio a pagar: en principio tendremos que dejar de lado la comodidad de permanecer encerrados en nuestras creencias infantiles y por otro lado tendremos que asumir la responsabilidad sobre todos los actos de nuestras vidas, especialmente sobre las acciones pequeñas y cotidianas. Las épocas de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos y las oraciones que acompañan estas fechas, elevan las meditaciones colectivas y resultan perfectas para abocarnos al recogimiento y al encuentro con el ser esencial que vibra en nuestro interior. Es un instante perfecto para entrar en sintonía con los dolores pasados y darles un sentido trascendental. 

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails