domingo, 19 de diciembre de 2010

Cuarto Domingo de Adviento


El ángel violeta

El último domingo antes de Navidad es un gran ángel con manto de un violeta muy sutil y cálido el que aparece en el cielo y pasa por encima de toda la tierra. Lleva en su mano una lira, toca en esta lira una música muy dulce, entonando un canto muy armonioso y claro. Pero para escucharlo es necesario tener un corazón silencioso y atento. Canta el gran canto de la paz, el canto del Niño de Navidad y del reino de Dios que viene sobre la tierra. Muchos pequeños ángeles lo acompañan y ellos también cantan y se alegran en el cielo.
Y entonces todas las semillas que duermen en la tierra se despiertan y la tierra misma escucha y se estremece. El canto de los ángeles le dice que Dios no la olvida y que un día ella volverá al paraíso.

Soline y Pierre Lienhard
del "Boletín de Metodología para los presentes y futuros maestros Waldorf". N. 8107, septiembre-octubre 1984, México.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails