viernes, 30 de septiembre de 2011

Llevar al bebé en brazos

Los bebés humanos nacen prematuramente. De hecho, son el mamífero más indefenso. Los bebés de otros mamíferos son capaces, al poco tiempo de nacidos, de caminar por sí mismos (jirafa, caballo), de arrastrarse hacia su madre para prenderse a la teta (perros, gatos) o de agarrarse de su madre para ser trasladados (monos). Se dice que además de los 9 meses que crecen en nuestro vientre, necesitarían unos 9 meses más para poder tener un poco de autonomía en este sentido.

Los bebés humanos necesitan -y piden- contacto materno. Necesitan el movimiento, necesitan el calor, necesitan el ritmo que encuentran en brazos de sus padres o de la persona maternante. 
Y no es algo que yo haya inventado, sino que ya lo han dicho y estudiado profesionales como Michel Odent y Laura Gutman.

Por eso es fundamental el tener al niño en brazos. Mucho tiempo. Todo el tiempo que sea posible.
Y para ello, nada mejor que un portabebé.
Los portabebés nos ayudan a cargar al niño, pegado al cuerpo, pero con la libertad de tener los manos libres para poder hacer otras tareas al mismo tiempo.
Hay una gran variedad de portabebés: tipo pouch, de anillas o quepina, fular o rebozo, y mei tais.


Hernan con Joaqui en quepina, 8 meses.
Conocimos los portabebés cuando Joaqui tenía 4 meses, y en ese momento empezamos a usar con él  un modelo de aros, también llamado quepina.

Me resultaba muy util, sobre todo porque en aquella epoca aún no teníamos auto, y viajaba mucho en colectivo, y era una buena manera de llevar a Joaqui sin tener que subir y bajar  con incómodos cochecitos, y poder sacar el dinero para pagar el boleto sin temor a que el niño se cayera.
Sin embargo, si lo cargaba durante mucho tiempo me terminaba molestando un poco el cuello o el hombro del lado en que llevaba el peso del portabebés.



Emma a la espalda, 6 meses.

Con Emma, me hice un fular, con una tela tipo gabardina finita, de 4,50 mts. por 0,70 cm. Emma estuvo agarrada a mi cuerpo con el foulard durante sus primeros dos meses de vida, casi en forma permanente. Hacía todo con ella atada a mí: llevar y traer a Joaqui de la escuela, hacer las tareas de la casa, pasear...


Cuando fue un poco más grande la llevaba amarrada a mi espalda... casi siempre se quedaba dormida.
Con Emma casi no usé el portabebés de anillas.
Los motivos? Si bien la quepina es más facil de poner, ya que es una tela más corta y no hay que hacer nudos, sentía que el fular me daba mayor seguridad de que Emma no se caería, sobre todo teniendo en cuenta que, con otro niño pequeño, mi necesidad de tener las manos libres era mucho mayor que cuando Joaqui era bebé. 
Además, el fular es mucho más cómodo, ya que al ponerlo sobre ambos hombros el peso del bebé se distribuye mejor, y no hace doler ni la espalda ni el cuello.
A Emma la porteé hasta casi los dos años, en que empezó a resultarle más interesante caminar y correr a mi lado que ir atada a mí.
La unica contra que le encontré a este fular hecho por mí fue que la tela no era lo suficientemente elástica y el largo del fular me resultó un poco corto para algunos nudos.


Mai en fular a la espalda, 4 meses.
 Y como las necesidades cambian con los niños, con Mai estoy usando un nuevo fular artesanal, Ruka Kai, de jersey de algodón, que hace mi compañera de ACE, Noe Pedretti.
Es más largo y más angosto que el mío. Y como la característica del fular es que si es más largo, es mayor la variedad de nudos que podés hacer, me está resultando mucho más práctico que el celeste de gabardina que yo me había hecho. 
El cochecito aún no ha sido usado ni una sola vez por Mai, y el portabebés de anillas está de forma permanente en el auto, por si es requerido de emergencia o si me olvido los fulares en casa.






Emma, 2 años y 10 meses.
El fular de jersey de algodon se adapta mejor a mi cuerpo, y es más facil acomodarlo en las caderas y  en los hombros, incluso para cargar a Emma, que ya tiene casi 3 años y 14 kilazos, y que cuando ve a su hermana porteada, quiere que la lleve a ella también.









Mai tomando teta en el zoo, 4 meses.

También estoy más canchera que antes, y me doy más maña tanto para hacer los nudos como para ingeniarmelas en poner a Mai en distintas posiciones con un nudo ya hecho, por ejemplo para amamantarla mientras paseamos.

Hace poco vi una foto de Soy Mamá Canguro porteando a una de sus hijas en fular adelante, y a su otra hija, más grande, en mei tai, en la espalda, así que queda en mi lista de pendientes comprar un mei tai y contarles que tal la experiencia de portear de a dos!!



Emma porteando a su bebé.

Pero sin duda lo mejor de todo, es que Emma me pida un fular para portear a sus muñecas.
Ojalá que esto que este ejemplo que está recibiendo en casa, de que un bebé necesita, antes que nada, estar en brazos de su mamá, no lo olvide nunca...

7 comentarios:

Vivi de MamásyBebés dijo...

me encanta las fotos, pero la verdad, en la espalda no la lelve nunca y no creo que vaya a hacerlo.

si la tuviera tan atada en la espalda y tiene una crisis de ahogo o algo? que pasaría hasta que yo la pudiera sacar de ahi, y no la lastimaría en mi desesperación?

no, prefiero quedarme con la duda y llevarla de frente o a la cadera.

no probaste los mei tai ?

Fer dijo...

Chicos: este post es bellísimo, las fotos son maravillosas, son una familia hermosa, y la mejor foto es la de Emma "jugando" a ser mamá. Ser buenos padres no es ningún juego, ustedes lo saben y lo difunden. Y yo como mamá de cachorros más grandes (de 8 y 13), les cuento la verdad del cachorro humano: necesita un laaargo tiempo para alcanzar su autonomía, cada vez este tiempo se extiende más en la sociedad postmoderna. Es una característica de nuestros tiempos, y creo que por algo se da... Las mamás y los papás comprometidos con la crianza con apego con hijos que ya no son bebés también hacemos "upa" y los cargamos cerca de nuestros cuerpos tibios y llenos de amor por ellos, de modos sutiles que brindan sostén en el momento en que los chicos empiezan a enfrentarse con el mundo afuera del hogar, que es todo un rito de pasaje para la familia toda. Y ni hablar del "upa" que les tenemos que hacer a nuestros hijos en plena mutación púber y adolescente... Es simplemente maravillosa la aventura de ser padres!!!
Les mando un beso grande, familia!

Annie dijo...

Me encanta la foto de Emma y su muñeca!! Aparte de que es bellísima, me parece que es fruto de otra generación, si Dios quiere, más consciente. Mi hija me pide que le de la teta a sus muñecos (ella tiene 20 meses), pero despues le dan celos y me los saca al minuto, jajaja.
Nunca usé fular, ya teniamos comprado el portabebés. Igual con el próximo, si se da... Felicidades por la familia tan linda que tienen. Y cuidate la espalda que tenes una sola y te tiene que durar toda la vida!! Un beso!

Fernanda dijo...

Hermoso Post Jose! y hermosas Fotos! Se vienen unos portabebés super frescos para el Verano!! Y cuando quieras veniote a proiabar el Mei tai!! Beso grande de Cangura a Cangura!
Muy ppronto daremos otra Charla-Taller de Portabebés y Crianza con Apego! estaría buenisimo si pudieras venir!!
SOY MAMA CANGURO!

Jose y Cali dijo...

Gracias a las cuatro por sus comentarios!!
Vivi, el nudo en la espalda es super comodo, si lo probás no lo vas a poder creer!! Además hay una edad del bebé en que le gusta más ver por encima de tu hombro que de costado, tienen una visión más amplia. Por supuesto no es un nudo para usar con recién nacidos, sino de 4/5 meses en adelante, dependiendo del bebé (yo con Emma empecé a los 6 meses, pero con Mai me siento más segura).
Ya de por sí es difícil que un bebé se ahogue "porque sí", más estando en un fular, que quedan erguidos, con lo cual si vomitan, por ejemplo, es muy raro que se ahoguen. Pero con un bebé de esta edad es más difícil aún... así que riesgo, ninguno!! Y suponte que, cosa improbable, se ahogara... es muy facil sacarla!! Probalo y después me contás!
Fer, me muero de ganas de probar un Mei Tai, es el unico portabebés en mi lista de pendientes... Avisame y ojalá pueda ir...
Besotes a todas!!

Cande dijo...

Jose, hace unos meses que encontre tu blog navegando en internet y descubri que no estaba loca como me decian todos por criar a mi hijo de la manera que lo hacia y por esperar a mi segundo bebe tan relajada. Me abriste las puertas a un mundo nuevo sin conocerte en persona, ahora mi segundo hijo desfruta de una mamá mas relajada e informada, disfruta de los beneficios del porteo y de los pañales de tela, ademas de la teta a demanda y todo todo mi amor absoluto, como mi nene mayor. Es hermoso lo que escribis.. =)
estoy usando un fular elastico con mi bebe de un mes y medio, me resulta super comodo, recien la semana pasada me regalaron un paraguitas que uso solo en casa cuando tengo que cocinar o bañarme, pero sino el gordo esta siempre en el fular pegadito a mi, que me recomendas para el verano?, por que nos morimos de calor los dos con el fular jaja!, gracias, besos y te felicito por tu flia y tu hermoso blog!

Jose y Cali dijo...

Hola Cande!! Para el verano fular, por supuesto!!! No sé de que tela es el tuyo, pero en general no son muy calurosos, Emma es de octubre y su primer verano fulearamos a ful!
Hay nudos que son más simples y frescos, por ejemplo al costado, o sino, como ya va a ser mas grande, podes poner a tu bebé con los bracitos afuera.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails