jueves, 13 de octubre de 2011

Derecho a réplica: respuesta de la diputada Chieno

Esta mañana me asombré gratamente al encontrar en mi casilla de mail la respuesta de la Diputada Chieno, enviada desde su casilla personal a las 2AM. Y digo "gratamente" porque, en primer lugar, no esperaba respuesta, y en segundo lugar, porque evidentemente, si responde a esas horas de la noche y desde su mail, es porque le preocupa el revuelo que ha causado el proyecto. Aquí les dejo la respuesta de la diputada, para que cada uno saque sus propias conclusiones... Por lo pronto, ya estoy pensando una respuesta...

Derecho a Parir en su hogar
Mujeres, amigas, familias: gracias por escribirme y contarme de sus maravillosas experiencias en relación al nacimiento de sus hijos en domicilio, como primer tema me atrevo a decirles que creo que las han informado mal, en ningún párrafo del proyecto de Ley que he presentado a la Cámara de Diputados se prohíbe el Parto Domiciliario, pero me parece que hay algún interés personalísimo en juego en esta “movida” nacional por la defensa del Parto domiciliario, quiero que sepan por mi propia palabra que si, soy médica pero también soy mujer, madre y ciudadana y por el sentido común que me asiste, como a ustedes claro, creo que estoy capacitada para opinar o para proponer una manera de regular el accionar de las Profesionales Obstétricas, más aun cuando considero que está en juego la vida de las dos personas involucradas en un parto, la madre y el niño. He trabajado durante más de 30 años como médica en diferentes zonas del país, incluida la ciudad de Buenos Aires y áreas rurales muy aisladas como asentamientos aborígenes, también quiero que sepan que además de médica tengo un postgrado en género y violencia familiar y he defendido los derechos de las mujeres a ultranza, soy autora de leyes fundamentales sobre los derechos de las mujeres, cuando todavía nadie hablaba de dichos derechos en una provincia muy conservadora como es Corrientes.
Quiero contarles como empezó el proyecto de ley para actualizar los derechos de la obstétricas: durante el año 2010 la Asociación de Obstétricas de Buenos Aires me acercó un anteproyecto de ley para regularizar su trabajo ya que según la antigua Ley Nacional de ejercicio de la Medicina, del año 1966, ellas no podían hacer muchas de las prácticas que hoy llevan adelante, para las que están capacitadas y que es justo que lo hagan, por ejemplo: no podían regular honorarios mediante las obras sociales, no podían hacer ni facturar monitoreos fetales, no podían poner DIU, hacer PAP, solicitar análisis (solo de orina según expresaba en la ley) recetar los complejos vitamínicos o el ac. fólico, firmar certificados de nacimiento o de embarazo y muchas cosas más que sin duda hacen a diario en su ejercicio de la profesión, (les adjunto párrafo pertinente); ante esa realidad comenzamos a trabajar primero con ellas mismas y luego con el Ministerio de salud y la dirección de obstétricas del Ministerio para darle forma a estos requerimientos, fuimos avanzando en un proyecto que les permite y regula todas esas actividades, atender y conducir el trabajo de parto, hacer todo aquello que deben hacer para completar la tarea con el alumbramiento, hacer el seguimiento en el puerperio, hacer los controles, recetar anticonceptivos, firmar los certificados de embarazo y de parto, certificados de nacimiento que hasta ahora eran validos solo si los firmaba un médico, etc. En ese período de trabajo nunca, nadie planteo la necesidad de que se autorice a las Obstétricas a atender partos SOLAS en domicilio, es más desde el Ministerio de salud se está trabajando con los Ministerios provinciales para mantener habilitados para la asistencia de Partos solo aquellos Centros de Salud, Públicos o Privados, que cuenten con todos los recursos científicos y humanos necesarios para la asistencia de los mismos, cuales son estos recursos? Quirófano, sangre segura, anestesiólogo, médico obstetra y pediatra, como ven estamos apostando a que todas las mujeres y los niños cuenten con los recursos para posibilitar un parto seguro, para que en caso de surgir una complicación pueda ser resuelta con celeridad ya que el tiempo es fundamental para evitar los daños irreversibles en los niños.
Ahora yo me pregunto, bajo qué circunstancias deberíamos garantizar el parto domiciliario asistido SOLO con una Partera como todo personal a cargo de la madre y del niño? Si ustedes me preguntan si eso está prohibido en el proyecto que yo puse a consideración les digo que en ningún párrafo se lo prohíbe, por lo tanto dependerá de su voluntad si lo quieren llevar a cabo, “lo que no está prohibido no es delito” pero tampoco en ningún párrafo se lo autoriza expresamente, ya que queda claro que se desempeñaran como parte de equipos interdisciplinarios en Instituciones Públicas o Privadas. Vuelvo a preguntarme, si las mujeres nos quejamos (yo me incluyo) de sufrir maltrato por parte de los profesionales que a diario resuelven problemas gravísimos y salvan la vida de muchas mujeres y de muchos niños, aclaro que yo también he visto maltrato por parte de Parteras, ¿porqué no trabajamos para asegurar a la mujer un parto humanizado, en el que se respeten sus derechos y no se la “sobrepreste” ya sea por apuro o por exceso de pacientes o por falta de camas, etc? aseguremos que la formación académica de todos los profesionales de la salud también esté matizada de valores, respeto, ternura y contención; así me he comportado durante mis años de ejercicio de la medicina y mis pacientes pueden dar fe de lo que digo.
Con respecto al proyecto de Ley, quisiera que comprendan que NADIE es dueño de una Ley, uno representa un proyecto con algunas ideas, luego se analiza en la comisión, primero los asesores de los diputados (personas que en general tienen muchos años de experiencia en la materia) y allí los proyectos que se han presentado sobre el mismo tema (en este caso hay dos, uno firmado por mi y otros legisladores y el otro por la Dip. Giudicce y otros) son unificados, si es posible, en un solo dictamen, en ese proceso van sufriendo modificaciones en virtud de las propuestas de los diferentes diputados y de las Organizaciones sociales que se presentan con propuestas, por lo tanto al final queda muy poco del proyecto original, claro que a la hora de votar uno plantea sus convicciones y si, fíjense que yo voté todas las leyes que tienen que ver con derechos humanos, he sido oradora en todas ellas, creo y defiendo los derechos inalienables de las mujeres y coincido con ustedes en que cada una tiene derechos de elegir donde, como y con quien parir, como cada uno puede elegir donde vivir o como morir, yo no voy a cercenar ningún derecho!!! Pero creo que el Estado debe asegurar a las mujeres los medios para parir SEGURAS con todos los recursos necesarios para honrar la vida. Alguien, no recuerdo quien, de las 14 mujeres que me escribieron contándome que pudieron parir en sus casas, en paz, con placer y contención, me decía que seguramente yo no soy madre y que por eso no se dé que se trata, bueno les cuento que mi historia obstétrica es como la de cualquiera de ustedes: tres hijos biológicos, uno de parto normal, otro muerto por un tumor fetal que terminó en cesárea y una tercera con cesárea por placenta previa, una hija adoptiva y muchos niños que durante 15 años pasaron por mi casa por ser hogar de tránsito para niños en riesgo. Como verán soy madre, he sido muy feliz de serlo, hoy soy abuela de dos hermosas niñas, vuelvo a repetirles, la principal razón por la que trabajo en política es por los derechos de las mujeres, no se equivoquen, que pensemos diferente no nos hace enemigas, yo solo soy una legisladora y les aseguro que represento a muchas mujeres que me votaron y que hoy, como yo, creen que parir seguras tiene que ver con estar asistidas en una Institución y con los profesionales que correspondan.
Gracias por escribirme y contarme sus maravillosas experiencias, espero que salgamos fortalecidas todas y con la mejor ley que podamos.
Con cariño
María Elena Chieno

2 comentarios:

Laura dijo...

Mmmm que flojo, un texto muy a la defensiva... La verdad es que es muy triste. En mi caso tengo un hijo nacido en el hospital italiano mediante cesárea de emergencia. Y la verdad es que hoy me pregunto si la inducción y el goteo no facilitó que sus latidos bajen, porque el cordón no fue...
Una institución puede salvar vidas (y debe hacerlo) pero parir tb tiene que ser en un ámbito de amor, contención y la verdad que parir mi próximo hijo en casa ME TIENTA MUCHISIMOOO! Claro que sola no puedo, quiero tener un profesional (o dos) conmigo que me puedan guiar, pero eso SALE MUCHA PLATA, plata que no puedo pagar, o tal vez podría si no pagara $350 mensuales en una prepaga porque la salud pública en un desastre y no te garantiza mucho.

Jose, muchas gracias por tu constante lucha, me gustaría saber si esta señora utiliza el servicio de salud público, si sus nietas nacieron en hospitales del Estado, porque eso deberían hacer lo políticos, ser ciudadanos comunes y corrientes para garantizarnos a todos la educación, sseguridad y salud. Pero evidentemente eso NO PASA.

Muchos besos!!

Anónimo dijo...

Me parece que a esta diputada le falta mucho por aprender, cuando dice que los certificados de nacimientos eran válidos si los firmaba un médico, se equivoca!!, no se en que lugar ejerció la medicina, que especialidad tiene, las obstétricas tenemos mátrícula y debemos registrar nuestra firma en el Registro Civil para hacer los certificados, hace 32 años que ejerzo y siempre los realicé. Además lo que ella dice de atender y conducir el trabajo de parto, hacer todo aquello que deben hacer para completar la tarea con el alumbramiento, hacer el seguimiento en el puerperio, hacer los controles eso está en la Vieja Ley.
Adriana
Lic. Obstétrica

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails