domingo, 5 de febrero de 2012

A su habitación, he dicho!



Joaqui duerme con nosotros desde los 4 meses, cuando empecé a trabajar y las noches se me hacían interminables levantandome para dar la teta, y estrenaba en el trabajo unas ojeras que me las pisaba... Y eso me decidió a meterlo de una buena vez en nuestra cama...

Emma y Maite nunca durmieron en otra cama que no fuera la nuestra.
A Joaqui lo empezamos a pasar a su cuarto a principios del año pasado. Se dormía en nuestra cama, y lo pasabamos dormido. De lunes a viernes, por lo general, continuaba durmiendo en su cama sin problemas. Los sábados y domingos se despertaba más temprano y se pasaba a nuestra cama...
Cuando terminaron las clases, y con la llegada del calor (en el cuarto de Joaqui no hay aire acondicionado), Joaqui volvió a nuestra cama... 
Pero realmente no estamos durmiendo bien. Somos 5 en una cama 2x2, no nos entra otra cama al lado, y queremos que Joaqui y Emma empiecen a dormir en su cuarto. Así que ya les hemos avisado que cuando empiecen las clases, los dos niños mayores podrán dormirse en nuestra cama, pero luego los pasaremos a su habitación... Emma  no parece tener problema alguno, pero Joaqui no quiere saber nada...
Como sea, buscaremos la forma de que pasen a su cuarto (que está enfrente del nuestro), pero lo que no nos planteamos ni por un solo instante, es practicar el famoso Metodo Estivill.
Conocemos gente que lo ha usado. Algunos en forma más estricta y otros en forma más flexible.
Si bien yo estoy totalmente en contra del "Duermete Niño", y he leído el libro de Rosa Jové que explica a la perfección lo que pasa en el cerebro en ese momento de stress, nunca había leído un testimonio en primera persona, desde el punto de vista de alguien que ha sido "estivillizado".

Acá pueden leer el testimonio de una chica a la que se le aplicó el metodo Estivill con 8 años, un poco más de la edad que tiene Joaqui en este momento... Luego de leerla, y si bien seguramente sus problemas no han sido EXCLUSIVAMENTE por culpa de la estivillización, estoy segura de que eso tuvo MUCHO que ver. Y ella misma lo recuerda como un hecho traumático de su infancia... 
Me quedo con su ultima frase: 

En realidad no es un problema grave, dejadle que duerma unos diez minutos con vosotros y luego llevadle de nuevo a su cama. De éste pequeño gesto depende la felicidad de su hijo.

6 comentarios:

√ξronіcα dijo...

Hola yo tengo a mi beba de 11 meses y desde los 6 meses que duerme con nosotros por los colicos y luego por la parte de independencia que ellos manifiestan durmiendo.. y hoy se me hace imposible sacarla de la cama.. tambien tengo una cama de 2x2 y cuando se duerme la paso a su cama pero a las 2 horas se vuelve a despertar y me es imposible que se vueva a dormir nuevamente en su cama.... Y termino pasandola a la mia es que la verdad que eso de levantarse varias veces a la noche es sumamente stresante... pero tambien reconosco que termino durmiendo muy mal...

Fer dijo...

¡Qué buen post!

Al menos alguien que admite que llega un momento en el que hay que ponerle fin al colecho, por las cervicales de todos y la supervivencia de los colchones: no hay cama que aguante.

Muy buena la idea de negociar, de dar algo así como un ultimatum y de buscar el modo menos traumático para estar entero para afrontar el día de trabajo. Además ellos tienen que ir al cole...

El Duérmete Niño enferma a niños y padres por igual: doy fe. Yo soy una de las desesperadas madres insomnes que lo probé, lo detesté y lo descarté, confieso.


Qué tema el de dormir solos...

A veces envidio a los hindúes que duermen todos juntos en colchones en el suelo alrededor de su mamá.

Un saludo y buenas noches!!!

Jose y Cali dijo...

Cada familia es un mundo. Y las cosas foezadas, sea colecho, teta o cualquier otro tema, no sirven...
Si fueran manos niños o tuviera un cuarto en el que pudiera poner 3 colchones mas, sería otra la historia.
O no... porque Joaqui duerme "pegado", y yo ya no puedo más, me falta un cuarto hijo de almohada y estoy completa...
En fin, veremos como se van sucediendo los hechos...

Annie dijo...

Hola Jose, yo te voy a contar mi experiencia, a ver si te sirve.
Ingrid durmio con nosotros hasta el año o un poquito más, pero ya se hizo muy larga y yo terminaba durmiendo a los pies de la cama, porque tenía que esconder la teta (la usaba como chupete toda la noche, me hacia grietas, una de las grietas se me infecto y se me hizo una mastitis, enfin...). Al final mi marido se plantó y dijo que así no dormía yo y tampoco dormia ella (se despertaba a la minima que se le salia el pezon de la boca).
Así que la empezó a llevar a dormir él. y la ponía en la cuna que está pegada a mi lado de la cama. Se quedaba con ella, cantándole, meciendola con una mano en la cola, por horas!! Al principio lo odie, me estaba quitando a mi hija, me estaba poniendo tiempos, me iba a joder la lactancia!!! Pero era yo la que estaba ciega. Al final Ingrid todavía duerme con nosotros en su cuna, y no pienso pasarla a su habitacion hasta que me parezca que esta preparada. Cada día a las 20:00, le digo. "Ingrid, nos vamos a lavar los dientes?" Y me subo con ella a la pieza: saltamos un momento en mi cama, nos reimos, nos besamos, toma agua, la tapo, cierro la puerta y a oscuras me acuesto en mi cama y la agarro de la mano. Le pregunto que quiere que cantemos, y me dice: "mulán", "sindelela" o "arrorro". Y me lleva 30 minutos, que yo sé que tengo que tener. Me olvido de que mi marido me espera, de la pelicula de la tv (ni me engancho)o del juego del ordenador... Sólo está la manito de mi hija que se va soltando a medida que se duerme.
Sentate con ellos en la habitacion a oscuras (la luz los distrae, ven los juguetes, los cuadros, a vos) y cantales. Poco a poco la rutina se vuelve algo seguro y confortable y estan deseando irse a dormir. Es un tiempo exclusivo "mamá (papá) y yo" con el que siempre pueden contar.
Un beso y mucha suerte!!!

♥ღ .•° ~ Laurita ~ ☻•.ღ ♥ dijo...

muy bueno tu blog!!!!


soy docente y futura mama y me enganche buscando info sobre escuelas waldorf.....

saludos y muchos besos

Fer dijo...

Tienen un premio esperándolos en el jarro.

Un beso!

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails