lunes, 2 de julio de 2012

Adiós a la abuela Lala

De CRIANDO CON AMOR


Hace dos meses la abuela Lala (mamá de H. y única abuela de mis hijos, ya que mi mamá falleció cuando yo era chica) fue hospitalizada por un fuerte cólico.
Luego de varios estudios y de un mes internada en una clínica de PAMI, con un servicio nefasto, el diagnostico no fue nada bueno, y el pronostico aun menos alentador.
Sin embargo, con la fortaleza, la garra y el empuje que siempre la caracterizó, la abuela Lala la luchó durante un mes más...
Finalmente, la enfermedad ganó esta batalla, y el pasado jueves le dijimos "hasta luego". Hasta que nos volvamos a encontrar en otro lugar, en otra dimensión, en algún Cielo.
Han sido días duros. Días tristes. Días de duelo.
El clima en Buenos Aires ha acompañado nuestro estado de animo, y ese jueves la despidió llorando.
Es fácil hablar de la dicha de los nacimientos. Pero la contracara del comienzo de una vida, es el final de otra, a tal punto que en algunas culturas la diosa de la vida es también la diosa de la muerte.
Y hay que saber atravesar la muerte como lo que es: parte de la vida misma. Si aceptamos la llegada de la vida en nuestros hogares, debemos también comprender, aceptar y recibir la llegada del final.
Y así, como parte de la vida, esto también se transformó en aprendizaje.
Tuvimos que aprender a dejar ir a un ser querido, aprender a aceptar que hay cosas en la vida que no podemos cambiar, y sobre todo, tuvimos que enfrentar a nuestros hijos por primera vez con el concepto de muerte.
No fue fácil. No solo porque nunca es fácil explicarle a un niño todo el misterio que rodea a la muerte, sino porque además no se trataba de cualquier muerte, sino de una muy cercana a todos nuestros corazones.
Joaqui se permitió llorar cuando se lo dijimos. Desde entonces, tiene momentos de una profunda tristeza. Pero de a poco va elaborando todo lo que ha sucedido, y ha podido hablarlo, expresarlo verbal y físicamente. Emma no lo ha expresado en palabras, pero ha tenido unos días un tanto difíciles, comprensibles dentro del clima que se estaba viviendo en casa.
A nosotros nos ha unido como pareja, y también como familia. Nos ha dado la oportunidad de valorar nuevamente, y con objetividad, la importancia relativa de ciertas cosas, y la gran importancia de aquellas que todos los días damos por sentadas: la vida, la salud, la alegría...
Mis hijos perdieron una abuela super presente. Mi marido perdió a una madre alegre y luchadora. Yo perdí a una mujer excepcional, una suegra compinche y "gamba".
Pero Lala vivirá siempre en nuestros corazones, cuando suene un tango, cuando Joaqui coma arroz con albondigas...
Luego de haber hecho tanto por todos nosotros, y hasta que volvamos a encontrarnos, Lala, descansa en paz.


4 comentarios:

Vivi de MamásyBebés dijo...

muy triste todo Jose. cuando me lo contaste, tuve la secreta esperanza de q todo iba a ser un mega susto y nada mas...

una d elas chicas de mi grupo le explico a su hija lo del alma, q el alma muere y q estan juntas para siempre, y q asi iban a estar juntas, aunq no se vieran... me consolo mucho q me dijera eso, dado q es un tema q nos preocupa a todos...

fuerzas, animos y mucha paciencia con los peques!

yo misma dijo...

Lamento vuestra pérdida. En estos casos nunca se que decir.
Un fuerte abrazo.

Annie dijo...

Qué decir... Lo siento mucho. Me alegra ver que lo toman con tanta paz de espíritu. Hay que agradecer lo bueno que hay en nuestras vidas, siempre. Un abrazo!

Fer dijo...

¡Qué bien que en un blog donde suelo encontrarme con profundas reflexiones acerca del nacimiento y todo lo que rodea se hable también de la muerte!

Los acompaño en el dolor de corazón, así como en las alegrías que les han dado y les brindan sus hijos.

Así entiendo nacimiento y muerte: las dos puertas que hasta parece que están interconectadas de un modo sutil. Si uno cree que este es otro parto (que significa "puerta"),y por eso se duele ("duelo"), es el comienzo de otra vida que no entendemos ni conocemos y nos angustia por su misterio y por quitarnos la presencia física de los que amamos. Así también se transita la tristeza como individuo y familia más en paz.

Les mando un abrazo fuerte!

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails