miércoles, 17 de noviembre de 2010

Juguetes y estereotipos

Ayer comenté en FB que ya había comprado algunos de los regalos para los chicos para las próximas fiestas, entre ellos, un bebé waldorf y un juego de escobita y pala para Emma, y un juego de carpintero en miniatura para Joaquín.
Vivi, de Mamas y Bebes, me preguntaba si no eran elecciones muy esterotipadas, y hoy me envío éste artículo sobre los juguetes y los estereotipos.
No voy a negar que muchísimos juguetes de los niños están muy estereotipados: autitos, figuras de acción, pistas y cosas azules para los varones; barbies, bebotes, maquillajes y cosas rosas para las niñas.
Sin embargo, y si bien una primera apreciación de mi elección de los regalos para mis hijos puede parecer que los estereotipos me han envuelto también a mí, no hay nada más lejos de la realidad.
Mandar a Joaqui a un cole Waldorf me ha hecho alejarme de los estereotipos como jamás pensé que lo haría. Mi hijo hace pompones de lana, y los trae a casa orgullosísimo para que los veamos.
Nos cuenta con alegría que ya empezó a tejer en telar. Y de pronto, también nos sorprende contandonos que está aprendiendo a prender fuego en el horno de barro, o que usó el serrucho para hacer un portarretratos. En el cole de Joaqui la fantasía está a la orden del día, y niños y niñas juegan con seres imaginarios, hadas, duendes, caballeros, princesas y dragones.
Simplemente al elegir sus juguetes tuve en cuenta los intereses de cada uno de ellos en este momento, y también que sin duda compartirán el juego. Más de una vez Joaqui ha jugado con los bebés de Emma, haciendo el rol de "papá". Más de una vez Emma se ha sentado a jugar con los autitos de Joaqui. Joaqui se ha subido a mis zapatos de taco en más de una oportunidad. Emma su sube al autito y maneja por toda la galería. Joaquín juega con la cocinita (rosa, sí, no había otro color) de Emma. Emma juega con la pelota de Joaquín. Ambos comparten juegos en la casita de madera.
Sin embargo, actualmente el juego preferido de Emma es jugar a la mamá. Va para todos lados con un bebé en brazos. Y cuando Hernán o yo barremos, se nos cuelga de la escoba para ayudarnos. De hecho, tuvo secuestrada la escobita de su prima Clara durante más de dos meses... Entonces, porqué voy a privarla de algo que le divierte? No sería yo la que estereotipa si dejo de regalarle algo que le gusta, simplemente porque es un "estereotipo"?
Lo mismo con Joaqui. Disfruta muchísimo ayudando a su papá cuando tiene que hacer algo con las herramientas. Ya tiene unas de plástico, pero estas nos gustaron porque son DE VERDAD. En pequeñito, pero de verdad.
Y seguramente Emma también las usará cuando tenga edad para agarrar un serrucho sin cortarse o dar un martillazo sin golpearse. Y seguramente Joaqui jugará con el bebé waldorf y también barrerá con la escobita.
Creo que, si bien es cierto que debemos estar atentos para no caer en los estereotipos de las publicidades infantiles, también debemos estar atentos de no privar a nuestros hijos de juegos que disfruten, por un prejuicio de que tal vez los estaríamos estereotipando.
La línea es muy fina, verdad?
(Y hablando de estereotipos, mientras termino este post, Joaqui me pide para ver el dibujito animado de "Frutillitas" ;-))

6 comentarios:

Viviana de MamásyBebés dijo...

muy fina.

recorde una ex compañera de trabajo, con 2 hijos. el menor, de unos 7 años, le pidió de regalo una bateria de cocina de juguete, porque el "queria cocinar como la mama"

el padre le dijo que no, que era un escandalo, q eso era juguete de nena. y la madre se puso firme y dijo "pero si hay chef, hasta salen en la tele!"

fin de la historia: el nen feliz con sus cacerolitas y sartenes de plastico.

Annie dijo...

Una vez mi tío (perito psicologo de la policia federal) le dijo a mi mama (preocupada porque a mi hermano no le gustaba ninguna nena del colegio): "A los 5 años la sexualidad ya esta definida. Ya para esa edad el nene hizo una identificacion con el papa o con la mama." Se sabe de padres que al maltratar a la madre y al hijo, generan que el hijo se identifique en la madre. O padres no maltratadores, pero sí autoritarios.
Y hay otros papas que son fantásticos, amorosos, nada estereotipados que son padres de gays... El ser gay no se elige. Y no deberia influir en nuestras vidas con quien nos vamos a la cama. Cuando mi marido habla con su hijo y le dice algo de salir con una chica, yo siempre salto "o un chico". A mi marido lo tengo desesperado, pero mi nene sabe que conmigo (su madrastra, jaja) puede contar. Mi amor no depende de sus gustos. Eso es lo que deberiamos enseñar.
Pero siempre respetando al niño y dándole lo ellos piden, no simplemente ir y comprarle una muñeca porque nos parece que la tiene que tener. El que te compren un juguete que ni queres, ni te gusta tambien es tan malo como un estereotipo.

Un abrazo!

Charo dijo...

Hace poco comentábamos Raúl y yo lo definido que suelen tener niños, desde bien pequeños, sus preferencias. A Paula lo que más le gusta es pintar, en cuestión de juguetes es princesa o chicazo, según la ocasión. Tenemos la hija de unos amigos o mi sobrina (curioso, las dos con el mismo nombre) que son "superprincesas". El hijo de unos amigos, desde que tenemos uso de razón, le privan los coches. De hecho ellos nos regalaron coches para Héctor de cuando Adrián era pequeño y mi hijo, los mira, los rueda... pero una sola vez. ¿Qué es lo que le vuelve loco? ¡Las pelotas o similares! Entiéndase patatas, cebollas, naranjas o mandarinas que dejo a su alcance :)

Viviana de MamásyBebés dijo...

ahora nos debes la explicacon sobre que tiene de especial un "bebe waldorfd"... trae texturas distintas y cosas asi ?

Jose y Cali dijo...

Justamente lo que hace especial a un muñeco waldorf (como a todos los juguetes waldorf) es que no tiene nada especial ;-)
Es un muñeco de tela, relleno de lana, con rasgos muy sencillos en la cara; el que yo le compré a Emma tiene ropa de lana.
La idea es que la lana da calidez, da ganas de abrazar. Y los rasgos sencillos invitan a la imaginación.
La pedagogía waldorf usa elementos nobles (madera, lana pura, metal, tela) y líneas simples para que los niños utilicen la fantasía que les es propia. Lo mismo sucede con las ilustraciones waldorf, en las que los dibujos son en crayon, como borrosos, y sin rasgos faciales.
En esta pagina podés ver juguetes que se hacen en la escuela de Joaqui: http://www.pampatoys.com.ar/esp/Pages-Esp/incial.htm

Carmen Pérez Coscoja dijo...

Somos una pareja de artesanos (Carmen y Jose) que hemos educado a nuestros hijos en la escuela Waldorf “Escuela Libre Micael” de Madrid. Es por eso que hemos conocido esta pedagogía y hemos desarrollado en nuestro taller una línea de Juguetes Waldorf.
Ahora junto con otros artesanos tenemos una web con la que podemos servir nuestros productos a cualquier parte del mundo. Podéis verlos en el siguiente enlace:
http://www.spanishands.com/taller.do?id=1
Podemos enviar el paquete a tu dirección o incluso mas barato si lo recoges en la oficina de Correos mas próxima. Además el pago es a traves de PayPal, también si no tienes cuenta y quieres pagar directamente con tu tarjeta.
Un saludo y gracias por vuestro tiempo.
Carmen

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails