martes, 28 de junio de 2011

Un día con un bebé pequeño (y una casa y dos niños más)




Hace un tiempo leí en una página de maternidad (a la que no voy a dar publicidad, por supuesto!) cómo es un típico día de una mamá primeriza con su bebé… Era una imagen bastante agotadora, en la que la joven mamá terminaba pidiendo a su marido que le diera un biberón al bebé porque ella ya estaba muy cansada…

Mi marido nunca les dio una mamadera a mis hijos a no ser que yo no estuviera en casa, y mis días con una recién nacida son muy distintos, así que decidí mostrar “la otra cara” de como puede ser un día con nuestro bebe, si nos relajamos y dejamos que la maternidad fluya…

7 hs: Hernán lo levanta a Joaqui para llevarlo a la escuela. Luego sale a caminar un rato y cuando vuelve a casa me da una mano ordenando y limpiando un poco.

9/10 hs: Me despierto. Emma y Mai siguen durmiendo. Aprovecho para hacer un rato de gimnasia y desayunar. Hernán se va al trabajo.

10/11 hs. Se despiertan las niñas. Le doy el desayuno a Emma y la teta a Mai. Preparo muda de ropa para todas y me baño con las dos nenas. Armo la cama, barro, tiendo la ropa que hay en el lavarropas y pongo a lavar mas.

12 hs. Salgo con las niñas a buscar a Joaqui al colegio. Generalmente antes le doy la teta a Mai.

13 hs. Llego con los niños a casa. Preparo algo rápido (fideos, polenta, milanesas con puré) y le doy la teta a Mai.

14 hs. Terminamos de almorzar. Mai duerme. Joaqui y Emma juegan. Aprovecho para limpiar el baño o el resto de la casa, lavar platos, poner a lavar más ropa, etc. De a ratos aprovecho para navegar en internet, armar algún artículo para el blog, (como ahora), etc.

16/17 hs. Mai se despierta, toma la teta. Les preparo la merienda a los chicos.

18 hs. Llevo a Joaqui a su actividad diaria (natación o judo) con las niñas.

19/20 hs. Volvemos a casa, empiezo a preprar la cena.

21 hs. Llega Hernán. Cenamos. Mai toma la teta.

22 hs. A la cama!! Me distraigo un rato con la computadora, leo algún libro, y a dormir!

Por supuesto que en medio de todo esto, hay pedidos de teta de Mai, cambios de pañal de Mai y Emma, idas al baño con Joaqui o a hacer CE con Mai, peleas entre hermanos en las que hay que intervenir, etc… En esos momentos, no queda más remedio que frenar, en lo posible, lo que uno estuviera haciendo… A veces la pongo a Mai en el fular y hago las cosas de la casa con ella a upa.

Cabe aclarar que no soy la mujer maravilla, ni una super mamá, y es posible hacer todo esto porque mi marido me da una manaza y porque puedo dormir bien en las noches... Y como lo logro? Por supuesto, Mai duerme conmigo desde que nació!! Las veces que he dormido mal ha sido porque está congestionada y la escucho con dificultad para respirar, pero en lo que respecta a la teta, se la doy casi dormida y ella tampoco se despierta para mamar...

Y si bien hay momentos en que se te juntan cosas (el telefono suena, Emma llora porque se golpeó, Mai llora porque quiere teta, Joaqui reclama desde el baño que le limpie la cola, y la comida se quema, todo al mismo tiempo!!) y uno cree que va a enloquecer, esta es solo una etapa, que ya pasará, y más rápido de lo que quisiera, sin duda alguna…

Y ya les contaré cómo me las arreglo cuando se me acabe la licencia y vuelva al trabajo!!

Emma y Mai en nuestra ducha matutina

4 comentarios:

Laura dijo...

Que bueno Jose! No puedo creer que se bañen todas juntas! Sebita le tiene terror a la ducha, así que lo baño a la noche a él solito.
Con respecto a lo que leíste, te quería comentar que hace unos días le llegó un mail a una amiga (Que tiene un bebé de la misma edad que Seba) de esas páginas de madres... En el mismo decía algo como que si sos mamá y antes trabajabas y ahora no era normal que te deprimas, que antes tenías una vida con mayor privacidad y más interacción con adultos y ahora lo único que haces todo el día es ocuparte de la casa y de cambiar pañales, en resumen parecía que te estaban diciendo, antes tenías una vida mejor y ahora te la arruinaste. Ella no copio la parte de hablaba de los beneficios de quedarte en tu casa cuidando al bebé, me dijo que estaban pero ella ese día tenía un día negro. Yo me pregunto, a dónde quieren llegar con este modelo de "la maternidad te arruina y te agota" lejos estoy de pensar que es fácil, pero por qué nos tiran tan abajo?

Saludos!

Mica dijo...

Supomgo yo que debe ser "negocio" que las madres pensemos que no podemos, no servimos y no alcanzamos.
En mi caso, encontré la vocacion de mi vida, esa que no llegaba a encontrar en tantos años de estudio y trabajo. No reniego de mi vida antes, pero desde que llegó Joaquin se exactamente el porque de mi estadia en este mundo.
Claro que cansa! pero es millones de veces mas lindo el cansancio de correr un bebeniño de 22 meses que el cansancio de cuando laburaba 10 hs fuera de casa!

Memé dijo...

Dos cosas me hicieron ruido de este post, me llegaron al alma, me pegaron fuerte: Lo que dice Jose de dejar que la maternidad fluya y lo que dice Mica en el comentario sobre la verdadera vocación. Con la llegada de Fede, mi segundo hijo, voy descubriendo que yo nací para esto de ser mamá y que dejando que las cosas se vayan dando no te deprimis para nada ni te cansas tanto.
Respecto al comentario de Laura sobre que para algunos es deprimente estar todo el día en casa con el bebe yo creo que lo que esta errado en ese pensamiento es perder la nocion de que es una situación temporal, no es permanente, los chicos crecen (muy rapido) y que mejor que estar con ellos todo el tiempo posible??Ya va a haber tiempo para hacer otras cosas, ahora lo unico que quiero y me interesa es estar con mi bebito. Al menos asi lo veo yo.

Hermoso post Jose. Besos

Jose y Cali dijo...

Coincido con las 3.
Laura, lo que el sistema intenta hacer es que sientas que en tu casa no sos "productiva" para que salgas cuanto antes "al mundo" a trabajar, para ganar más dinero y que consumas más... es la sociedad en la que vivimos. Si no trabajas "fuera de casa" no existís... Una realidad muy triste.
Mica y Memé, yo también, a pesar de tener una carrera universitaria, encontré mi verdadera vocación en la maternidad. Y aquí estoy, con un blog sobre crianza en lugar de tener un blog de derecho, jajaja!!
Y sí, los chicos crecen rápido, esta es solo una pequeñísima etapa de nuestras vidas... aprovechemosla!!
Si aún no lo hicieron, les recomiendo que lean a Casilda Rodrigañez... es reveladora!!
Besos!

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails