viernes, 28 de febrero de 2014

Cambios

Ya han pasado más de 6 años desde que comencé a escribir, y en este tiempo no solo mi familia ha cambiado, sino que también yo he cambiado mucho.
Tal vez al principio era mas vehemente, más intransigente, más dura.
He crecido, y hoy siento que si bien MI ELECCION es una, hay muchos matices, y en la maternidad, como en todo en la vida, cada uno recorre el camino que PUEDE recorrer.
Ya no me paro a sacar el listado de beneficios de la leche materna cuando veo a una mamá con mamadera. Ya no me pongo loca defendiendo el colecho y aunque sigo pensando que el metodo Estivill es un horror, si no me piden mi opinión al respecto, me la guardo.
Ya no saco el listado de beneficios de nacer en casa, y me conformo con dar un poco de información sobre parto respetado, y sobre empoderarnos en ese momento que es solo nuestro y de nuestro bebé.
Y tal vez por eso es que ya casi no escribo... ya no siento esa necesidad imperiosa de defender nada, de abogar por nada.
Mis hijos han crecido. Joaqui ya tiene 9 años! Y si bien algunos temas continúan presentes (como el colecho, o la lactancia, ya que Maite aún no se destetó) empiezan a aparecer otras cuestiones: la escuela, los deportes, los amigos, los juegos, la electrónica...
Y pienso que tal vez, para activar un poco otra vez el blog, es hora de cambiar un poco la temática.
De charlar más de "niños mayores", de los desafíos que nos presentan, de cosas más complejas, porque hay mucha info sobre lactancia, parto y colecho, pero muy poca sobre las rebeldías, los llantos, las discusiones con niños mayores...
Creo que hacia eso vamos... nos acompañan?


3 comentarios:

duermefeliz dijo...

Claro que te acompañaremos, me encantara poder leer sobre temas distintos tambien relacionados con la maternidad. Un abrazo

eralamaga dijo...

Te entiendo perfectamente! Mis hijas ya son grandes...más grandes! y los temas son otros, pero también se empiezan a ver los resultados de haber criado contra corriente! No me arrepiento para nada. Y lo que aprendí a ver mirando hacia atrás es que cuando creía que ayudaba a tres hijas a aprender, en realidad estaba aprendiendo yo.
Besos!

Anónimo dijo...

Me pasa igual, mis niños ya tienen 5 y 3 y no siento esa necesidad de andar defendiendo banderas...
Entré a todo este mundo de la mano de tu blog, en mi segundo embarazo, me acuerdo leerlo con desesperación, casi, hs y hs leyendo un post detras del otro desde el ppio. A vos te consulte sobre PVDC, si bien no pude lograrlo, logre muchas otras cosas, te voy a estar siempre agradecida por todo lo que escribiste. Y me encanta que ahora tomes este rumbo!!!
Te voy a estar leyendo

Gracias
Abrazo!
Andrea E

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails