lunes, 19 de octubre de 2009

"Cuando la limosna es grande...

... hasta el santo desconfía", dice el refrán.
Hace unos días, están pasando en la televisión argentina una serie de comerciales, supuestamente promocionando la lactancia materna, bastante contradictorios, al menos desde mi punto de vista. Este es uno de ellos:


Mi primer impresión al respecto fue que, si bien la intención era buena, habían equivocado el camino, que tal vez las personas encargadas de idear la publicidad no tenían demasiados conocimientos sobre lactancia materna, maternidad, y recomendaciones de la OMS.
Pero luego ví esto:





Si hacen click en el margen derecho, donde dice "more info", van a notar que, a cargo de esta publicidad, hubo gente de empresas directamente relacionadas con el mercado de formulas infantiles, en particular Nestlé y Danone. Llamativo, no?

Una publicidad que pretende promocionar la lactancia materna, pero que los bebés están en una nursery en lugar de en brazos de su madre, cuando es bien sabido para cualquier puericultora o promotora de la lactancia materna que pocas cosas dificultan tanto el fluir de la leche como la separación corporal de la díada mamá-bebé.

Una publicidad en la que ni el padre se acerca al pequeño, sino que lo mira a través de un vidrio.

Una publicidad que desinforma, recomendando la lactancia materna hasta el primer año de vida, cuando la OMS es clara y contundente cuando dice "por lo menos hasta los dos años de vida, y luego tanto tiempo como madre e hijo deseen".

Antes de ver quienes estaban detrás de este comercial, había enviado esta carta Nutrired:

Primero que nada, felicitarlos por la iniciativa de tratar de hacer una publicidad que promocione la lactancia materna, por lo menos hasta el primer año de vida (aunque debo observarles que la OMS recomienda "por lo menos hasta los 2 años y luego hasta que madre e hijo lo deseen"). Pero lamentablemente creo que la publicidad ha sido, cuanto menos, desafortunada.
La lactancia materna es mucho más que "nutrición para la panza". Es nutrición emocional. Es apego. Es contacto físico y espiritual entre madre e hijo. Y eso no se ve reflejado en las publicidades.
Para que la lactancia fluya sin problemas, es necesario que madre e hijo esten todo el tiempo juntos, piel con piel. Caso contrario, la leche no fluye, empiezan los problemas con la lactancia, se pasa a "la ayudita" y a los pocos meses, el bebe ya está destetado.
Y lo que muestran en su publicidad son dos bebes en una nursery, solos entre tantos otros bebés, ni el padre se acerca, los mira a traves de un vidrio. Esto está desaconsejado y cada vez son mas las clinicas, hos´pitales y sanatorios que se certifican como "Hospital amigo de la madre y el niño" dejando al bebé todo el tiempo en la habitación con su madre.
Ojalá en futuras publicidades contacten, antes de hacerlas, con organizaciones especialistan en lactancia materna, como La Liga de la Leche o la Red Lacmat para asesorarse mas correctamente sobre como encarar el tema.
Un saludo.

Como hemos hecho en otras oportunidades (v.gr. el desafortunado comercial de Huggies, que logramos que sacaran del aire y que cambiaran por otro "un poquito" más respetuoso, aunque a mí igual no me convencía del todo), los invitó a sumar voces y escribir al Consejo Publicitario Argentino, a Nutrired, a la Universidad Maimonides, sobre nuestra disconformidad con esta publicidad, que no refleja en nada lo que es realmente la lactancia para madre e hijo.

2 comentarios:

Mundo de Ariadna dijo...

bravo por vuestra implicacion!!!me encanta!!y vaya con los de siempre...que vergüenza!

Charo dijo...

¡¡¡Qué guerrera Jose!!! Me encanta tu escrito. Muy bueno el post.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails