lunes, 5 de octubre de 2009

Es nutricionalmente importante amamantar luego del año?

Hace unas semanas se generó una suerte de "discusión" entre la pareja de una amiga y yo, sobre si amamantar luego del año es importante desde el punto de vista nutritivo, o si es irrelevante desde este aspecto, resultando meramente "interesante" desde el punto de vista del apego (podrán imaginarse de quien es cada opinión, no?).

Considero que desde el punto de vista del vínculo afectivo con la mamá, no solo es "interesante" mantener la lactancia el mayor tiempo posible. Es mucho más que eso. Es, desde mi personal punto de vista, sumamente importante, porque dar la teta es muchas cosas al mismo tiempo: es dar un mimo, es dar alimento, es abrazar, es dar calor, es prestar mirada, es estar dispuesta...

Claro que quien, por el motivo que fuere, no puede establecer una lactancia prolongada, puede establecer este vínculo de otras maneras, siempre que haya disponibilidad por parte de la mamá. Porque lo que el niño no esté recibiendo de una manera, lo reclamará de otra, a través de berrinches, enfermandose, o teniendo reiterados accidentes.

Pasamos entonces al otro punto: cuan nutricionalmente importante es la lactancia materna después del año?

Quienes damos lactancia prolongada nos encontramos a cada rato con personas que nos preguntan que porque no pasamos ya a la mamadera, que ya esta "grandecito", ya camina, ya habla, y que nuestra leche, a estas alturas, ya es "agua" y no aporta nada a nuestro bebé-niño.

Como no soy pediatra, realicé la consulta en la lista de Lacmat, y recibí varias respuestas, y también hice un poco de investigación propia.

En la leche materna se han identificado más de 200 componentes. En la lata de leche maternizada en polvo que tengo ante mis ojos en este momento (y que es una de las más caras al menos aquí en Argentina) no hay más de 50.

La leche materna contiene celulas vivas (macrófagos, neutrofilos, linfocitos y celulas epiteliales) que hasta hoy es imposible incluir en las leches maternizadas, y menos aún en la leche de vaca entera, que es la que generalmente se les da a los niños de más de un año.

La leche materna cotiene Lípidos, y dentro de estos, acidos grasos: 3 y 6 (que se adicionan a la leche maternizada y a algunas leches de vaca), acido linoléico (que tambien se adiciona a las leches maternizadas), acido araquidónico (que no aparece en el listado de componentes del envase que tengo ante mi vista), lipasas, grasas saturadas (que tambien se adicionan a la leche maternizada).

La leche materna contiene también colesterol, que sirve "para inducir el desarrollo de procesos enzimáticos relacionados con la absorción, síntesis y degradación del colesterol que facilitaría su utilización en la edad adulta."

Contiene también proteínas, que se absorben en forma diferente a como lo hacen las proteinas de leche de vaca: "Las proteinas de la leche humana forman suaves coágulos cuando se acidifica en el estómago. Las proteinas de la leche artificial producen flora patógena que implica absorción de macromoléculas por pinocitosis en el intestino que quedan sin descomponer y causa alergia a otros alimentos con los mismos aminoácidos."

A través de la lactancia materna damos a nuestros hijos nitrogenos no proteicos, algunos de los cuales se adicionan también en la leche maternizada (como la taurina y la colina) pero otros no (carnitina, peptidos, acido glutamico, glutamina, etanolamina, etc).

Posee tambien hormonas, aminoazucares, oligosacaridos, lizosima (ausente en las leches artificiales) y lactosa, entre tantos otros componentes, que me excede ponerme a enunciar.

A simple modo de ejemplo, este gráfico:

Y por último, la contestación que dió en Lacmat el Dr. Carlos Gonzalez ante mi consulta sobre este tema. Después de esta respuesta, creo que sobran palabras. La proxima vez que me pregunten porque no desteto a mi hija, contestaré que por las mismas razones que no dejo de darle manzanas:
Hola
Ya sé que siempre digo lo mismo, pero lo volveré a decir. Creo que este tipo de discusiones es la consecuencia de ver la lactancia con ojos de médico. Yo también era así de joven, también llegué a esto de la lactancia porque era "el mejor alimento", porque tenía "grandes ventajas", porque "protege contra la enfermedades"... Por suerte fui padre y cambié. Pero parece que mucha gente hace el camino inverso, madres y padres y gente de la calle que sin embargo ven la lactancia con ojos de médico, y hablan de sus ventajas y sus defensas.
El problema es que, si sustentamos la lactancia sobre la nutrición y las defensas, cualquier duda sobre la nutrición o las defensas hace tambalear a la lactancia.
¿Os imagináis que más del 80 % de los niños tomasen leche materna de forma regular, durante años? ¿No lo consideraríamos un gran éxito de la promoción de la lactancia? Pues bien, más del 80% de la población consume alcohol, de forma regular, durante años, y por mucho que les digas que el acohol es malo para la salud, nadie se asusta y casi nadie deja de beber, y los fabricantes de licores siguen a lo suyo sin inmutarse. En cambio, basta cualquier noticia sobre contaminantes en la leche materna o sobre que la protección contra la alergia no es tan grande como se pensaba para que millones de madres se asusten, muchas desteten, y los partidarios de la lactancia materna nos subamos por las paredes y respondamos indignados. ¿Por qué? Porque la gente no toma alcohol "porque es bueno", sino porque le gusta, y por tanto les importa un pepino si es bueno o malo.
Por eso, esta discusión de si la lactancia es o no es nutricionalmente importante es, simplemente, una tontería, y no la mantendríamos a propósito de otros alimentos.
¿Qué significa "nutricionalmente importante"?
¿Que forma una parte significativa de la ingesta dietética? Pues entonces depende de cada niño: para el que no mama, la lactancia no tiene ninguna importancia. Para el que mama poco, tiene poca importancia. Para el que mama mucho, tiene mucha importancia.
¿Que el niño corre un riesgo importante de enfermar o morir si no mama? Pues entonces la lactancia es poco importante, al menos en los países desarrollados, y sobre todo después del año. Pero incluso antes. Millones de niños europeos demuestran que se puede vivir sano y feliz sin tomar ni una gota de leche materna en la vida. Eso es un hecho incontrovertible, están en la calle, todo el mundo los ha visto, millones de esos niños son ahora adultos bien integrados en la sociedad. Pero también hay millones de adultos que están sanos y felices sin haber comido nunca una manzana, o una costilla de cordero, o un bocadillo de jamón, o un helado de fresa. ¿Te imaginas, Jose, a tu amigo el veterinario exótico, diciendo algo así como?:
"Eso de comer manzanas está muy bien para un homínido silvestre sometido a natura y que vive menos por carencia de alimentos. Pero en nuestra sociedad con hiperalimentación, cualquier mamífero necesita más comida que manzanas, las manzanas aportan poco, son un recurso afectivo, pero nutricionalmente despreciable después del año".
Ridículo, por supuesto. Y, desde luego, nadie le diría a una madre: "no sé por qué le sigues dando manzanas a tu hijo, a los tres años ya no alimentan, y el niño ya come de todo y no necesita manzanas"
Saludos
Carlos González

6 comentarios:

Maria B dijo...

Simplemente excelente, esta genial tu entrada llena de muchas cosas que de repente pasan cuando entramos en este mundillo de la lactancia, muchas gracias por tomarte el tiempo para investigar y compartir

Charo dijo...

Me ha encantado.

Ana dijo...

Muy bueno, gracias!

GLORIA dijo...

Me ha gustado mucho.Gracias por compartirlo.

Saludos

NaTy dijo...

Hola! Hace unas semanas que vengo leyendo tu blog, soy de bs as Arg, tmb, y tengo un hijo de 7 meses, la lactancia me fascina, y soy concciente de que dentro de escasos meses Juampi y yo vamos a comenzar con la lactancia prolongada. Ahora la gente nos mira con ternura, pero ya están empezando a preguntar cosas como "Y con los solidos como venis? No se quedará con hambre si le das mas leche que solido?" etc etc. No me quiero imaginar cuán pesados se pondrán cuando pasemos el año! Por suerte cuento con un pediatra maravilloso que nos alienta, y un esposo que sabe que la teta es lo mejor y quiere que sigamos a toda costa! Que increible que haya que tener un grupo de apoyo para que nos sea mas facil brindarles a nuestros hijos lo mejor.

Gracias por tan interesantes posts sobre lactancia, me encanta tu blog y te admiro como mama!

Saludos!

Natalia

Ileana dijo...

Magnífico.

La leche materna sigue teniendo valor nutricional, porque todo tipo de alimento tiene algún valor nutricional, cuanto más la leche materna, como mínimo tiene el mismo que la leche de vaca (por supuesto que mucho mejor, es justo el que necesita la cría humana).

Cuando alguien pregunta hasta cuándo debe mamar un niño, yo digo que el mismo perìodo que la gente considera que un niño debe tomar biberones, chupas, ositos para dormir y leche de vaca: las cuatro cosas no son más que sustitutos del pecho materno.

Y la respuesta de Carlos González, un lujo, como siempre.

Muchas gracias, un abrazo!!!

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails